| 7/29/2017 12:01:00 AM

Medirse antes de comprar: La solución de una ‘app’ para los que le temen a comprar online

Una de las principales preocupaciones de los compradores es que los artículos que adquieran por internet luzcan como en las imágenes de muestra, y si se trata de prendas de vestir, que las tallas que escogieron sean las adecuadas.

A pesar de que las industrias tienden a digitalizarse cada vez más, hay experiencias que simplemente no pueden ser reemplazadas porque se dan en el mundo físico y no el digital.

Esta fue una de las conclusiones de un grupo de emprendedores que identificó que una de las principales barreras del comercio electrónico sigue siendo la desconfianza de los consumidores frente a las características del producto.

Fue así que empezaron a desarrollar una solución digital llamada Ropeo para que las personas pudieran medirse las prendas y elegir si verdaderamente les gustaban antes de comprarlas.

Para ellos fue gratificante saber que habían trabajado desde finales del año pasado en una solución digital en la que también estaban enfocadas grandes compañías del sector como Amazon.

Visite: Ebay, la historia de la plataforma que partió en dos la historia de las compras online

La compañía estadounidense también identificó la oportunidad y por ello presentó su nuevo servicio ‘Prime Wardrobe’ a mediados de este año.  

Gracias a este servicio los usuarios de esa firma tecnológica en Estados Unidos reciben prendas que pueden probar en su casa y devolver lo que no quieren al cabo de siete días.  

Algo muy parecido a lo que ahora acaba de implementar la colombiana Ropeo, que en los tres meses que lleva en el mercado ya ha logrado que más de 4.000 personas se suscriban para realizar cerca de 50 pedidos a la semana.

Ropeo es una ‘startup’ colombiana que se denomina la Amazon Prime Wardrobe para América Latina pues justamente se dedica a la entrega a domicilio de prendas de vestir para que las personas puedan medirse antes de comprar marcas reconocidas como Zara, Bershka y Mango.

Las personas entran a la plataforma de Ropeo, bien sea a través de su versión web o app, en donde encuentran cinco tiendas disponibles por ahora únicamente en la ciudad de Bogotá.

Lea también: El comercio electrónico atraviesa su mejor momento en Colombia

En esta plataforma los usuarios escogen lo que se quieren medir y posteriormente lo reciben en la puerta bien sea de su casa u oficina para que escojan con qué se quieren quedar. Una persona del equipo de Ropeo espera hasta 20 minutos y se lleva lo que las personas deciden no comprar.

Los precios son muy variados y en épocas de descuentos han tenido ofertas de hasta un conjunto completo por $100.000.

“Ropeo es la solución ideal para ciudades congestionadas donde los tiempos de transporte son largos y el tiempo libre de las personas es reducido”, explicó en una entrevista concedida a Dinero el cofundador de esta plataforma, Santiago Gómez.

El emprendedor manifestó que su público objetivo está dividido en dos, por un lado mujeres jóvenes que trabajan y no les queda tiempo de visitar las tiendas con la tranquilidad que quisieran.

Y por el otro lado las madres ocupadas, ya sea por sus bebés con pocos meses de nacidos o sus trabajos que no les dejan mucho tiempo para comprar la ropa que necesitan.

Ropeo nació como idea en octubre de 2016 luego de que tres emprendedores escucharan a un grupo de amigas sentadas en un apartamento hablando de lo que querían comprar.

Al preguntarles por qué no estaban comprándolo en ese momento, su respuesta fue que los viernes en la tarde/noche las tiendas se llenan de personas y la experiencia no es tan buena.

“Inmediatamente tomamos sus pedidos y experimentamos: Nos fuimos a las tiendas a comprar lo que querían y se los llevamos. La experiencia resultó interesante y lo tomamos como punto de partida”, relató el administrador de empresas, Santiago  Gómez.

En Dinero lo invitamos a leer: El top de las empresas más grandes y valoradas del mercado a nivel global

Además de él, en el joven negocio también está involucrado Alejandro Casas, un ingeniero de sistemas y máster en Interactive Apps Design del IED Barcelona. También trabajó con Alex Torrenegra en San Francisco (EE.UU.) con VoiceBunny y ha fundado más de cuatro startups, siendo Mesfix y Ropeo las últimas dos.

El tercer integrante del equipo es el administrador de empresas Luis Eduardo Huertas, quien trabajó en la firma de consultoría Nextant en el desarrollo de proyectos principalmente para Microsoft.

Santiago Gómez explica que los emprendedores que componen el equipo comparten “una pasión profunda por cambiar la vida de las personas por medio de la tecnología” y por ello siempre han estado rodeados de referentes en la materia.

Sin embargo no todo ha sido fácil en su carrera, de hecho una de las principales dificultades que han tenido es cultural, ya que para poder iniciar este negocio tuvieron que lidiar con el miedo al fracaso y la aversión al riesgo.

“En países como el nuestro donde tendemos a ser perfeccionistas, el fracaso es mal visto por muchos y esto genera un miedo a lanzarse a construir algo que puede o no funcionar”, dice Gómez.

Sin embargo, el emprendedor es consciente de que ninguna gran compañía se hubiera construido si sus fundadores no se hubieran aventurado a construirlas. En este punto citó al cofundador de LinkedIn, Reid Hoffmann, quien dijo que “emprender es como tirarse de un barranco y construir el avión mientras caes”.

Ropeo ahora le apunta a la expansión en la capital colombiana, sin embargo, en un futuro cercano espera expandirse a la demás ciudades del país y América Latina para llevar su propuesta de valor teniendo en cuenta el nivel de apropiación del comercio electrónico en la región.

Lea también: El comercio electrónico atraviesa su mejor momento en Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?