| 6/24/2016 12:01:00 AM

Revista emprender: Ideas nuevas y frescas

Carátula de la edición especial: Emprender Junio 2016.

Decenas de emprendedores están construyendo una revolucionaria forma de hacer negocios y generar una renovada estructura empresarial. Una oportunidad que no podemos dejar pasar.

Hoy, cuando las alarmas en el mundo suenan más fuerte por la contracción de la economía, con predicciones a la baja de los organismos multilaterales, y una caída que no para del precio de los commodities que continúa golpeando, el emprendimiento surge como una opción para mitigar los daños y mirar al futuro con menos pesimismo.

Como lo señalaba hace un par de años el Banco Mundial, la creación de nuevas empresas es el mecanismo que ayudará a los países a disminuir las tasas de desempleo y a garantizar la seguridad alimentaria del mundo en 2050 cuando la población del planeta llegue a 9.000 millones de habitantes.

En Colombia, este modelo ha ido cogiendo fuerza y al comienzo de la segunda administración del presidente Juan Manuel Santos, el Gobierno confirmó que el emprendimiento sería uno de los ejes. Y en efecto, la inclusión del tema en el Plan de Desarrollo 2014-2018 es un paso sólido en la agenda pública del país a este modelo empresarial que hoy empieza a mostrar resultados.

El trabajo de los sectores público y privado ha comenzado a dar frutos con la irrupción y la consolidación de un grupo de emprendedores que han logrado consolidar su oferta de valor. La nueva sangre del sector productivo nacional está formada por colombianos soñadores que siguen demostrando que no estaban locos cuando un día cualquiera tomaron la decisión de renunciar a sus trabajos –muchos con sueldos envidiables y la promesa de ascensos en corto tiempo– y darles vida a sus sueños empresariales.

Para estos hombres y mujeres fue comenzar a transitar por un túnel oscuro, bien resbaladizo, repleto de angustias, con muchas preguntas y pocas respuestas y en donde para sobrevivir se vieron obligados a tener que aprender del dolor que causan los errores. A decir verdad, no hay otra forma de hacerlo. La Revista de Emprendimiento publica la historia de emprendedores que superaron estos obstáculos y han recogido cosechas, generan empleo, ganancias y aportan al sostenimiento de los números positivos de la economía nacional.

Ellos son conscientes de su aporte y aconsejan aceptar el reto y experimentar con pasión y la adrenalina que produce esta aventura “que significa nada menos que hacer parte de esa fuerza capaz de transformar el mundo, que hace lugares más justos para todos”, sentencia un innovador y ganador en este campo como lo es el antioqueño Nicolás Cock, de Ecoflora. 

¿Por qué hacerlo? Juan Nicolás Henríquez, de Global AIM, detalla que “el propósito” es la razón que impulsa desde adentro al empresario a perseverar a pesar de las muchas dificultades. Por su parte, Javier Cardona, fundador de 1doc3, plantea que la misión es “servirles a más personas en el continente y que ellos sientan que estamos siendo útiles”.

Carolina Guerra, premiada en el mundo y Colombia, encontró con Ingerecuperar que aprovechar los residuos peligrosos industriales del sector metalúrgico, “es un logro del que nos sentimos orgullos porque aplicamos nuestro conocimiento para ayudar a nuestro planeta”.

Este grupo de colombianos, así como muchos otros que han tomado este camino, se han salido del molde y lograron convertir una idea en un gran negocio que hoy mejora la vida de millones y millones de personas e impactan positivamente los números de la economía y el empleo en el país.

Es la nueva sangre de la producción nacional que aparece con bríos en medio de la crisis global y de un proceso de desaceleración de la economía nacional, pero además en un entorno en el que se acerca la firma de la paz entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Farc y el advenimiento del inicio del posconflicto, etapa en la que los emprendedores serán jugadores protagónicos.

Adriana Suárez, directora ejecutiva de Endeavor Colombia, sostiene que cuando hay crisis económica la solución de los gerentes es empezar a sacar personas de sus compañías. “Pero lo que hace el emprendimiento es que crece y empieza a demandar ese empleo que las compañías tradicionales empiezan a descartar”, apunta.

Como se ve y se confirma con los casos, emprender es un camino que vale la pena recorrer una y otra vez. Pero para lograrlo es indispensable tener ese ingrediente que les sobra a nuestros protagonistas: un poco de locura y querer conquistar al mundo con innovación. 

*La Revista Emprender es una edición especial que circula con la edición n° 496 de la Revista Dinero. Próximamente encontrará sus contenidos en Dinero.com, sección emprendimiento

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.