| 6/15/2017 12:01:00 AM

Uva Lunera, una artista que vive ‘milagrosamente’ de su propio talento

“A falta de espacios en la escena cultural me vi obligada a generar uno propio”, afirma Uva Lunera en su entrevista a Dinero, una joven artista que en la sala de su casa ubicada en el centro de Bogotá realiza pequeños conciertos y de paso genera recursos para su sostenimiento.

Uva Lunera, sin quitarle lo única que es como artista, es una de las muchas personas que ve en el arte un medio de sustento para, como se dice coloquialmente, ‘ganarse la vida’, pero que, como afirma esta pianista, “a falta de espacios en la escena cultural” muchos se ven obligados a recurrir a las calles y al transporte público para poder ejercer su derecho al trabajo, arriesgándose a ser multados como fue el caso del ‘violinista de Transmilenio’ Sebastián García en la estación de Las Aguas en Bogotá.

Íntimos son los espacios musicales que realiza Uva Lunera en su departamento. Foto: Valentina Castillo

No obstante, resulta interesante saber que la industria cultural, según cifras entregadas a este medio por el Ministerio de Cultura, aporta al Producto Interno Bruto Nacional (PIB) cerca del 1,5% en contenido creativo, más de US$4.000 millones. Sin embargo, el presupuesto de la cartera para este sector en Colombia entre 2005 y 2010 fue de $860.721 millones, de los cuales se destinaron  a inversión $365.757 millones.

También le puede interesar: ¿Multar al violinista de Transmilenio? O garantizar su derecho al trabajo...

Lo anterior para el exdirector de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, David García, resulta una paradoja pues en Colombia no hay oportunidades suficientes para que la gente estudie o trabaje en este campo.

Pero este panorama parece no afectar los sueños de Uva Lunera, quien afirma que desde pequeña, a pesar de los comentarios negativos que recibió por querer trabajar como artista, siempre recibió el apoyo de su mamá, a quien califica como una melómana que le transmitió el amor por la música.

Foto: Marcelino Parra

“Por fortuna la que manda la parada es mi mamá, ella me apoya 100% y desde niña lo ha hecho. Es la que se encarga de darme fuerzas cuando enfrento este tipo de comentarios. Otros familiares me dicen que haga otra cosa, ‘haz reguetón para que te vaya bien’, sin embargo mi mamá está ahí para mantenerme en mi norte”, afirma Uva Lunera en su entrevista a este medio.

La experiencia de esta artista que desde su infancia estudia música y que siempre se ha dedicado laboralmente al ejercicio de su talento, brindando clases de piano o haciendo conciertos en su apartamento, la lleva a afirmar que en Colombia es difícil poder vivir del arte, y no todo tiene que ver con la inversión que hace el Estado para el financiamiento de esta industria en el país.

“Siento que el enfoque que quiere dar Colombia es el folclore, lo popular, lo que se esté vendiendo mundialmente en el momento. Yo con los conciertos que hago en mi casa me he dado cuenta que sí hay público. Así como tengo amigos colegas en la escena cultural, tengo otros que no tienen ni idea de qué es un ‘Do’, empresarios, arquitectos… que cuando se encuentran en un concierto mío, hay una conexión linda que va más allá de sus preferencias musicales”, dijo Lunera al concluir que parte de los obstáculos para el desarrollo de muchos artistas está en la poca promoción que reciben ciertos géneros musicales.

Valentina Castillo es Uva Lunera, la artista que hace conciertos en la sala de su casa

En un viaje a Berlín, según lo que relata a este medio, descubrió que la cultura europea está más interesada en escuchar a nuevos artistas, hay más espacios culturales, la recepción es diferente. Por lo que las oportunidades en este aspecto para ella son mayores en el viejo continente.

A este factor la pianista agrega que otro de los impedimentos que imposibilita el crecimiento profesional de un artista en Colombia es lo exclusivo que puede llegar a ser este gremio.

Le sugerimos leer: El negocio del humor colombiano contado por sus protagonistas

“Es problema del mismo gremio que se muestra muy cerrado y no permite que otros figuren, no hay una colaboración, todos estamos en la autogestión”, concluye Lunera quien afirma que si tuviera la capacidad de gobernar destinaría recursos para festivales musicales y en la generación de movimientos culturales fuertes que se centren en la escena ‘underground’, haciendo referencia a los artistas que brillan en el anonimato. 

Esta artista que con la suma de su amiga imaginaria en la infancia, la Luna, y su color favorito creó Uva Lunera, se proyecta a que su música sea usada en producciones cinematrográficas, además de poder tocar en auditorios de otros lugares, soñando hacer una canción en colaboración con su artista favorito, Thom Yorke, de Radiohead.

No teme ser controversial al llevar un bigote pintado en su rostro que manifiesta su creencia de que todos los seres humanos tienen un porcentaje del género opuesto, “resaltar mi género masculino con el bigote se volvió en un sello artístico”.

Así es Uva Lunera, una de las tantas artistas que como cualquier otro profesional en Colombia sueña con tener éxito en lo que hace a pesar de los obstáculos que pueda enfrentar.

Lea también: US 1.500 millones anuales recibe Bogotá por industria cultural

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?