| 11/23/2015 12:05:00 AM

Claves que llevaron a Medellín a convertirse en un referente de la innovación y emprendimiento

Medellín, considerada una de las ciudades más violentas del mundo en la década de los ochenta, le dio vuelta a la página y ahora se ha consolidado como un referente en materia de emprendimiento e innovación empresarial a nivel internacional. ¿Cómo lo logró?

La capital del departamento de Antioquia - catalogada en 2013 como la ciudad más innovadora del mundo - se fijó hace más de 20 años unas ambiciosas metas para insertarse en el modelo económico actual, en el que predomina el conocimiento como base del desarrollo y la competitividad por encima de las actividades tradicionales.
Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero el Director de Emprendimiento de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), Sebastián Franco, quien destacó la continuidad de las políticas de fomento al emprendimiento en su ciudad. 
El directivo consideró que una de las fórmulas del éxito de Medellín fue fortalecer sus instituciones públicas y no depender exclusivamente de los programas de Gobierno, ya que “estos se desvanecen en el tiempo y mueren con las administraciones”. 
“Con los egosistemas (sistemas en los que predomina el ego) no se llega a ningún lado”, precisó Franco, al hablar acerca de la importancia de forjar un “ecosistema articulado”. En la ciudad este está compuesto por robustas entidades como Créame, Parque E, Interactuar y Ruta N, cuyo presupuesto es de unos $40.000 millones anuales.
Esa corporación pública, apoyada con fondos de la Alcaldía, Empresas Públicas de Medellín (EPM) y de la compañía de telecomunicaciones Tigo-UNE, fue catalogada por Sebastián Franco como una “locomotora” que empuja a la ciudad hacia el camino de la innovación. 
Y es que, a diferencia de otras ciudades, Medellín sí cuenta con un dinámico complejo empresarial dedicado exclusivamente a la innovación. Se trata del Distrito Tecnológico, un punto en donde se concentran “emprendedores, compañías e instituciones de la economía del conocimiento”, según explican sus encargados en la página web. 
Medellín se muestra al mundo 
Desde que Medellín fue designada por The Wall Street Journal, Citi Group y el Urban Land Institute como “la ciudad más innovadora del mundo”, la mentalidad de las personas se ha volcado hacia los negocios con potencial de crecimiento. 
Ángeles inversionistas, emprendimiento de alto impacto, tecnologías disruptivas y conexiones empresariales globales, son algunos de los conceptos que empiezan a popularizarse en el ‘diccionario paisa’ del emprendimiento, que cada día se enriquece gracias a la interacción con los distintos expertos, académicos y analistas internacionales del sector. 
En la más reciente versión de Medellín Innovation Land, por ejemplo, participaron panelistas de la talla del actual director del programa de Innovación y Crecimiento de la Escuela de Negocios Internacionales de la Universidad estadounidense de Hult, Hitendra Patel o el experto en gestión de tecnologías, Salim Ismail. 
Uno de los mayores logros actuales de la ciudad fue la designación como sede del Congreso Global de Emprendimiento, que se celebrará del 14 al 17 de marzo próximo con el objetivo de discutir acerca de los negocios del futuro. 
Este foro internacional, realizado en ediciones pasadas en ciudades como Liverpool, Shanghái, Dubái, Moscú, Milán, Río de Janeiro y Kansas, reunirá a más de 2.500 asistentes, así como a las delegaciones de unas 150 naciones del mundo. 
“Vamos a hablar de esas nuevas tecnologías que se vienen y van a cambiar la realidad”, complementó Franco, y concluyó que esta es una oportunidad de mostrarle al mundo todos los adelantos que se están realizando en América Latina para contribuir con esa transformación. 
Alas para la innovación 
El Secretario de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín, Tomás Mejía, sostuvo que las inversiones en materia de ciencia tecnología e innovación (CT+i) han evolucionado notablemente en el tiempo.
Es así que en el período 2004-2007 la ciudad destinó $35.000 millones, entre 2008 y 2011 $170.000 millones y en los últimos cuatros años al menos $340.000 millones, explicó Mejía. Finalmente, el directivo manifestó que el reto para la ciudad de ‘la eterna primavera’ es aumentar la inversión en CT+i en el 2018, al pasar del 1,7% actual a al 2% del PIB de Antioquia. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?