| 1/31/2016 12:05:00 AM

¿Por qué son importantes las empresas en el postconflicto?

El proceso de inclusión puede ser ejemplar, sólido e innovador, y debería servir de fuente de inspiración para otros procesos y países alrededor del mundo, declaró el Embajador de Suiza Kurt Kunz.

El pasado 28 de enero, la embajada de Suiza en Colombia, el ministerio del Postconflicto y representantes de empresas como Ecopetrol, Isagen, Nestlé y ABB, se dieron espacio para la realización de un debate para compartir diversas ideas sobre la importancia y las estrategias que deben tener en cuenta las empresas para contribuir a la paz en el país.

El evento denominado Las empresas en el Postconflicto, dilemas, retos y lecciones aprendidas, tuvo su apertura con las palabras del Embajador de Suiza en Colombia, Kurt Kunz, quien aseguró y resaltó que el sector privado tiene un papel fundamental en el postconflicto.

Kunz afirmó que hasta en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, se ha reconocido la importancia de la paz, por lo que se debe definir de qué forma se debe tratar de cumplir el objetivo específico.

El embajador destaca que el proceso de inclusión de las personas directamente afectadas es un proceso sólido, innovador y ejemplar que serviría como fuente de inspiración en otros países del mundo.

“Experiencias de construcción de paz en contextos similares al colombiano pueden ser inspiradoras para profundizar la reflexión sobre el papel de las empresas en Colombia. Algunas de las grandes empresas suizas tienen una amplia experiencia en estos campos y pueden contribuir a avanzar en la respuesta a estas y otras preguntas”, afirmó Kunz.

Por otro lado, la Directora Ejecutiva de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), María Victoria Llorente, resaltó que a nivel internacional hay más optimismo en el proceso de inclusión que en el propio país, aclarando que este debe ser aspecto a reflexionar.

Uno de los puntos a los cuales se refirió Llorente, fue que una de las bases para lograr que las personas afectadas se adhieran de la mejor manera a la sociedad civil y que puedan vincularse a las empresas, es cambiar los modelos mentales para lograr un mejor diálogo y una mejor comunicación entre las diferentes partes.

Por su parte, la Directora para el Postconflicto, Alexandra Guáqueta, afirmó que la inclusión es solo un punto para lograr la paz, sin embargo, es necesario que las empresas se preocupen por lo público y que así mismo puedan alcanzar mejores alianzas público-privadas que fortalezcan el desarrollo humano, económico y social del territorio nacional.

Se explicó que el 50% de este tipo de acuerdos fracasan en el primer año de implementación, por lo que es necesaria una ejecución adecuada. Esta ejecución está ligada con lo que afirmó Llorente: poder conectar la agenda de la paz con la agenda de desarrollo, para lograr en conjunto los objetivos.

Una de las principales estrategias, que deben tener en cuenta tanto empresas como el gobierno, es desarrollar iniciativas para emprendimientos. De esta forma no solo se apoya a desmovilizados sino además se contribuye al crecimiento económico del país.

Los voceros María Perdomo (Ecopetrol), Margarita Díez, Ron Popper (ABB) y Christian Frutiger (Nestlé), ratificaron el compromiso de cada una de las empresas en el proceso del postconflicto y confirmaron su papel en el campo de la paz y los derechos Humanos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?