| 11/18/2017 12:01:00 AM

El negocio de los bonos de regalo mueve entre $200.000 y $300.000 en Colombia

Aunque no hay cifras consolidadas, se estima que el negocio de bonos de regalo en Colombia mueve entre $200.000 y $300.000 millones anuales; siendo las grandes cadenas de supermercados los grandes jugadores.

Este mercado está liderado a nivel local por firmas como Éxito y Jumbo, aunque también se ha registrado un dinamismo importante en algunos almacenes y restaurantes puntuales como Totto, Bosi, OffCorss, Leonisa, FDS, Crepes&Waffles, El Corral, Kokoriko, Popsy, entre otros.

El mercado de bonos de regalo ha avanzado con relación a la mayoría de países de América Latina. De hecho, Brasil es el único que supera a Colombia ampliamente en volumen total de ventas y cobertura de sus canales de distribución.

Aunque México también ha logrado algunos avances principalmente por la participación de empresas internacionales que han ingresado directamente a abrir ese mercado.

Visite: El 74% de los colombianos no cree en los descuentos del Black Friday

A nivel mundial el mayor consumidor de bonos es Estados Unidos, donde el modelo de comercialización masiva tiene más de 20 años de desarrollo, logrando como resultado una industria de cerca de US$200.000 millones en ventas y compras promedio por cada habitante de 5 bonos anuales (de US$50 c/u).

En Colombia, las ventas de Bonos aumentan considerablemente en fechas de celebración tradicionales como Día de la Madre, Día del Padre, Amor y Amistad y Navidad, pero durante todo el año hay un consumo constante para regalos de cumpleaños, grados, matrimonios, etc.

A nivel corporativo, específicamente los bonos de almacenes de ropa y calzado, aumentan mucho en las fechas en que las empresas están en la obligación de entregarles las dotaciones a sus empleados.

Los bonos de restaurantes y entretenimiento tienen una alta rotación en programas de incentivos, beneficios y lealtad.

Este mercado les ha abierto las puertas a nuevos jugadores como ‘El Kiosco del Regalo’, una startup colombiana liderada por Jaime Cuperman que hoy se ha posicionado con la venta de bonos de regalo físico y virtual de las marcas más importantes del país.

Contenido relacionado: Las fintech que quieren eliminar los préstamos ‘gota a gota’ y la usura

El Kiosco del Regalo se fundó en Julio de 2011 pero solo hasta diciembre de 2013 comenzó a vender bonos, inicialmente en el canal comercial B2C a través de una serie de alianzas.

Desde 2013, la compañía tiene una alianza con el Grupo Éxito, teniendo presencia en más de 140 almacenes de la cadena en Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cali, Villavicencio e Ibagué.

También tiene convenios activos con las más importantes agencias de incentivos nacionales e internacionales y con muchas de las empresas y fondos de empleados más grandes del país. 

Además, acaba de formalizar la alianza con Cencosud para implementar El Kiosco, progresivamente a partir de diciembre en los Jumbo y Metro del país.

Recientemente, también entró en conversaciones con Droguerías Cruz Verde, Farmatodo, La 14, Colsubsidio, Comercial Papelera, Al Toque de Terpel y muchas más.

Jaime Cuperman es el gestor y líder de este emprendimiento, cuyo modelo se inspira en el desarrollo que esta industria ha tenido en los últimos 20 años en Estados Unidos.

Actualmente el principal accionista y socio capitalista es una compañía mexicana, propiedad de un grupo de empresarios colombianos.

“Nuestro modelo sugiere un cambio de visión sobre los bonos por parte de las marcas, pues anteriormente los consideraban parte de su estrategia de ‘servicio al cliente’ y a través de nuestra propuesta de valor, logramos demostrarles que los bonos deben hacer parte de su estrategia de ventas”, dijo Cuperman a Dinero.

El empresario dijo que para las marcas, la comercialización de sus bonos genera importantes beneficios tanto financieros como comerciales.

De un lado, reciben dinero anticipado que les genera rendimientos hasta que los usuarios utilizan el bono para comprar productos o servicios. Del otro, les garantiza a las marcas tráfico de clientes en sus puntos de venta.

Además del monto del bono, muchos clientes aumentan el valor de su compra cuando los redimen.

Recomendado: Empresas innovadoras serán aquellas que estén impulsadas por los datos

Cuperman afirma que uno de los factores diferenciales del negocio es la implementación de modelos de venta y distribución de bonos virtuales, un nuevo formato que los usuarios reciben en sus teléfonos móviles a través de ‘apps’, correo electrónico o mensajes de texto.

En la actualidad, la marca tiene más de 40 marcas afiliadas al negocio entre las cuales se destacan Totto, FDS, Leonisa, Spring Step, Aquiles, OffCorss, Crepes&Waffles, Procinal, Tennis, KOAJ, Kezo, Diesel, Pilatos, BBC y etc.

Cuperman explicó que si bien no hay mediciones oficiales en el país sobre la cantidad de bonos anuales que cada colombiano compra y qué porcentaje de la población los utiliza, sí hay algunas estimaciones con respecto al tamaño del mercado que se fundamentan en las cifras que reportan los distintos actores.

Por ejemplo, el valor promedio de cada bono es de $50.000 en el Kiosko. En 2017 esta compañía espera facturar en promedio $200 millones mensuales y para el 2018 la expectativa es crecer del 35% al 40%.

“Es un mercado en plena evolución y crecimiento. A nuestro juicio hacen falta al menos 10-15 años de desarrollo para llegar a su nivel de maduración”, señala el empresario.

Según él, el aumento en el consumo de bonos depende principalmente del crecimiento en la cobertura y la facilidad de acceso que tengan las personas para adquirirlos.

El reto, asegura, es lograr que se encuentren bonos en un mayor número de comercios como supermercados, librerías, tiendas universitarias, farmacias, etc. y que las empresas los utilicen permanentemente en la implementación de sus programas de incentivos, beneficios, lealtad, mercadeo y dotaciones.

Le puede interesar: Amazon entra a los hogares de sus usuarios cuando ellos no están

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.