| 6/18/2017 12:01:00 AM

El caso de éxito de un trabajador que perdió la vista a los 17 años

A pesar de su discapacidad visual, Fabio Jesús López Fernández puede trabajar en un contact center en la ciudad de Bogotá, gracias a unas herramientas tecnológicas que le abrieron las puertas al mundo laboral.

Decir que una persona tiene una condición de discapacidad no significa que no pueda ser productiva en el mundo laboral. Esta premisa la demuestra cada día Fabio Jesús López Fernández, un curumanilense que trabaja en la ciudad de Bogotá y que la falta del sentido de la visión no le ha servido de excusa para quedarse con los brazos cruzados.

Gracias a la utilización de herramientas digitales, las cuales describe como sus “ojos al navegar en el computador”, López diariamente puede desarrollar sus labores de servicio al cliente en Ventas y Servicios, la empresa que hace 4 años lo recibió como parte de sus colaboradores.

“A pesar de que perdí la vista nunca me di por vencido. Siempre buscaba estudiar o capacitarme para vincularme a un trabajo, para tener oportunidades”, dijo López quien realizó un curso de call center en el Sena durante 6 meses, tiempo en el cual aprendió a utilizar los programas Jaws y Nvda, herramientas de lectura de pantalla que por medio de una voz automatizada le van diciendo a sus oídos lo que está apareciendo en el monitor.

También le puede interesar: Uva Lunera, una artista que vive ‘milagrosamente’ de su propio talento

“A uno le toca aprenderse todo el computador nuevamente: el teclado, interactuar con los comandos… tuve que aprender braille”, señaló López al recordar el tiempo de capacitación que recibió para la utilización de estas herramientas digitales. “Es una nueva vida, es como volver a nacer.”

No obstante, según lo que contó en su entrevista a este medio, no ha sido fácil poder alcanzar el desarrollo que ha logrado tener al día de hoy. Cuando supo que irremediablemente perdería la visión, pensó en poner a un lado sus sueños y la vida que llevaba. “Uno de mis anhelos era ser entrenador físico, para eso se necesita mucho la vista, también me hubiera gustado ser futbolista o un sargento”, dijo López quien agradece a su familia el apoyo que le brindó para poder superar esa crisis.

Apple ofrece en los iPhone el servicio de Voice over, herramienta que le permite a Fabio poder usar su teléfono celular. Android también cuenta con la misma función. 

Hoy en día Fabio López a sus 27 años vive con su esposa e hijo y está a la espera de recibir su casa propia. Es un ejemplo de superación para muchos de sus compañeros de trabajo a los cuales, según lo informado por su supervisor a Dinero, en diversas ocasiones ha llegado a superarlos en productividad.

“Siempre los compañeros me han admirado y me han demostrado que soy una motivación grande para ellos. Para mí es un orgullo que a pesar de una discapacidad sea una persona que motiva a los demás”, menciona Fabio López, que no es la única persona con falta del sentido de la visión en su oficina, lo acompaña a escasos dos puestos de su lugar de trabajo Julian, otro ejemplo de superación personal para los trabajadores de la empresa.

Le sugerimos leer: Comunidad arrasada por los ‘paras’ ahora es ejemplo en exportación de café

La gratitud de Fabio por la empresa que confió en él a pesar de su discapacidad visual es grande; afirma que esa confianza lo motiva a él a cuidar su trabajo con gratitud, compromiso y puntualidad.

Deja en claro que el mensaje que le da a las empresas que se muestran apáticas a la contratación de personas en condición de discapacidad es que “más que una inclusión laboral es una inclusión social, muchas personas como yo tenemos familia y no contamos con un respaldo financiero. Somos personas comunes y corrientes que le metemos más la ficha que otra que ‘tiene todas sus capacidades’, porque nosotros valoramos lo que Dios nos da y las oportunidades que nos da la empresa”.

Julian y Fabio son compañeros de trabajo y usan las mismas herramientas digitales para hacer sus labores

Fabio López, quien ya ha sido ascendido al cargo de analista de calidad, se proyecta a poder estudiar idiomas y continuar creciendo profesionalmente.

¿Qué tan difícil puede ser para una persona invidente poder hacer labores rutinarias? Solo basta con cerrar los ojos por un momento e imaginar no poder volver a abrirlos jamás.

Lea también: LAF Producciones: De no ser vistos por nadie, a ser reyes de los videos virales en internet

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.