| 12/22/2016 12:01:00 AM

“El trabajo duro te llevará al éxito, pero el éxito no te llevará a la felicidad”

Foto: 123RF

Gastar muchas horas, días o años de su vida tratando de conseguir el éxito financiero o profesional puede conducirlo al éxito, pero este esfuerzo no necesariamente la conducirá a la felicidad plena, según el director ejecutivo de la firma X Mo Gawdat.

“Nuestros padres nos dicen que tenemos que trabajar duro, gastar varios años educándonos y ahorrar los primeros quince años de nuestra vida hasta que logremos ser exitosos. Es un concepto muy sólido en el mundo capitalista pero incluso los billonarios llegan a ser personas miserables y se suicidan”.

La afirmación la hizo el director ejecutivo de la firma X, antiguamente conocida como Google X, Mo Gawdat, quien aseguró en una visita a la capital colombiana en el marco del TigoUne Forum que “el trabajo duro te llevará al éxito, pero el éxito no te llevará a la felicidad”.

“Mucha gente piensa que solo los sabios, los santos  o su santidad el Dalái lama pueden llegar a un estado interrumpido de felicidad, eso no es cierto”, argumentó el líder de innovación y emprendimiento.

Lea también: "Si no amas lo que haces será imposible tener éxito”: Airbnb

Mo Gawdat llegó a esta conclusión luego de realizar una investigación y comprobar que efectivamente existe un algoritmo de la felicidad, que al igual que en las matemáticas se resuelve a modo de ecuación.

Esta se compone de tres elementos principales, el primero de ellos es la manera en la que se presentan los hechos en nuestras vidas, el segundo la expectativa que tenemos frente a ellos y el tercero es cómo lo asumimos.

“Si esperas que algo suceda y ocurre de hecho, estás feliz. Si esperas que algo suceda y no ocurre, eres infeliz. Es tan sencillo como eso. Eso es la felicidad”, explicó el autor del libro: ‘Solve For Happy: Engineering Your Path to Uncovering the Joy Inside You’.

Para cambiar este paradigma y resolver el algoritmo, Mo Gawdat asegura que debe darse un cambio en la mentalidad de las personas, ver las cosas desde otra perspectiva y deshacerse de las ilusiones o puntos ciegos para acercarse más a la felicidad.

“Tú vives en Bogotá, esperas que haya mucho tráfico en mañana. Sería iluso pensar que no sería así. El tráfico nos puede ser hacer miserables, pero podemos relajarnos. Si pensamos así podemos ser felices, podemos decirle al cerebro que sea más realístico, que disfrute, que anticipe y disfrute de la vida”, afirmó.

“Si vemos el mundo por lo que realmente es, vemos la verdad y la aceptamos, siempre vamos a ser felices”, destacó Mo Gawdat, quien considera que “ni los carros, el dinero o las fiestas generan esa sensación, sino tu mente”.

Lea también: Emprendedores colombianos es hora de perder el “miedo” y “pensar en grande”

Al ser cuestionado sobre la relación que existe entre la felicidad y los indicadores económicos de empresas o naciones, Mo Gawdat señaló que es determinante ya que “las personas felices son 12% más productiva que las demás”.

En este punto el experto citó el caso del gigante tecnológico Google, una compañía en la cual los empleados pueden aprovechar el 20% de su tiempo para que hagan lo que mejor saben hacer: innovar de múltiples formas.

“Google es un excelente ejemplo de eso, porque los empleados felices gastan mucho tiempo haciendo cosas fabulosas, porque están contentos con lo que la compañía les ofrece”, apuntó.

El experto también se refirió a la búsqueda de la felicidad en una era enmarcada por la disrupción tecnológica, el ‘tsunami’ de información y las nuevas formas que facilitan la interacción humana.

Mo Gawdat manifestó que la tecnología contribuye a alcanzar momentos de bienestar pero es claro al afirmar que no es su fin en sí mismo, ya que su promesa no es hacernos más felices.

“Yo entiendo la felicidad como ese sentimiento apacible, que estoy feliz con la vida, calmado con todo lo que está a mi alrededor, y ese no es un estado que se logra por fuera de nosotros, sino del interior”, argumentó el autor.

Sin embargo, el director ejecutivo de la firma X no desconoce que la tecnología tiene un gran efecto sobre el bienestar de las personas, al señalar que los acerca de alguna manera al camino de la felicidad.

Todo se resume en la manera en la que utilizamos la tecnología, pues a pesar de que los teléfonos móviles hacen nuestra vida más fácil también pueden convertirse en un dolor de cabeza si las personas se exceden en su uso y afectan sus relaciones personales

Cuando mal utilizamos la tecnología nos estresa. Facebook, por ejemplo, toma mucho tiempo de la vida, pero si me conecto con mis compañeros es una sensación fabuloso (…) o el correo electrónico nos hace más productivos, facilitando la opción de ser felices, pero si lo utilizamos mal podemos hacer la vida más estresante”, concluyó.

Lea también: “Todo el mundo habla de innovación pero casi nadie la aplica", dice experto

 

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.