| 3/8/2017 9:17:00 AM

Los seis negocios ‘a seguir‘ liderados por mujeres emprendedoras colombianas

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, Dinero hizo una recopilación de los casos de emprendimiento femenino que están generando cambios en la sociedad desde distintos ángulos de la economía.

La dura de la programación

Un emprendimiento colombiano ha desarrollado programas de capacitación prácticos y exprés para democratizar la enseñanza de la programación tecnológica con el propósito de cerrar la brecha digital en el país.

Se trata de la firma colombiana World Tech Makers, liderada por la exjugadora de la Selección Colombia Femenina de fútbol y estudiante becada en Boston (EE.UU.), Ilana Milkes. 

La compañía, fundada en 2014, es considerada una de las pioneras en el diseño de espacios y metodologías innovadoras (bootcamps) para la enseñanza de programación informática en América Latina .

Es por esa razón que su emprendimiento fue destacado a nivel internacional y recibió inversión por parte de Tim Drape, quien ha destinado importantes recursos para compañías de la talla de Skype, Tesla y Hotmail.
Ha sido tal la popularidad de esta herramienta que a mediados de septiembre del año pasado la emprendedora llegó a Kenia, en un esfuerzo por llevar la tecnología y la educación para los niños en ese país. 
Dichos cursos son impartidos a instituciones interesadas en cerrar la brecha digital, así como a personas particulares que quieren convertirse en desarrolladores de software de talla mundial o  emprendedores tecnológicos con enfoque internacional. 
Los costos de estos van desde los $700.000 hasta $6‘500.000. Aunque también ofrecen una mensualidad fija con bootcamps online desde $75.000.

"En América Latina, como pioneros, nuestro mayor reto ha sido educar sobre este tipo de educación disruptiva. Vemos un potencial de crecimiento del mercado enorme, pero por ser los primeros tuvimos que crear el mercado, haciendo un esfuerzo doble en evangelización y educación".
Cosméticos tipo exportación
Con el objetivo de beneficiar a mujeres víctimas del conflicto y la violencia intrafamiliar, un dúo de emprendedoras decidió poner en marcha una línea de biocosméticos para vincularlas laboralmente.

Se trata de ‘Bendita Aurora’, un negocio de base social que desde 2015 comercializa cremas, exfoliantes y desodorantes elaborados con ingredientes naturales en ciudades como Bogotá, Medellín y Cartagena.

Gracias a la buena acogida que han tenido sus productos a nivel local, el emprendimiento ha logrado llevar los cosméticos a mercados como el de Estados Unidos, México, España e Italia a través de distribuidores.

Así lo explicó la directora de mercadeo de Bendita Aurora, Luisa Restrepo, quien además destaca que su compañía contribuye a la sociedad desde el ámbito social y también ecológico.

Recomendado: El emprendimiento que se volvió universidad cumple 49 años de historia

Por un lado, donan parte de sus ingresos a las organizaciones que apoyan a las mujeres con cáncer de seno, y por el otro, utilizan empaques reciclables para no generar contaminación ambiental.

En las huertas, situadas en las poblaciones de Tabio y Fusagasugá (Cundinamarca), además trabajan mujeres cabeza de familia que, en su mayoría, han sido víctimas de violencia.

Luisa Restrepo, una profesional en negocios internacionales de 25 años, explica que los clientes de Bendita Aurora obtienen un valor agregado, ya que cada uno de los productos “cuenta una historia”.

Y es que además de que los cosméticos son elaborados por expertas a partir de ingredientes naturales que no afectan la salud, también hay varios ‘secretos de la abuela’ detrás de la receta, según lo explicó.

No más intermediarios 

Con tan solo 18 años, Ginna Alejandra Jiménez lidera junto a su familia un emprendimiento que busca favorecer a los productores agrícolas del país y ofrecer a buenos precios y buena calidad productos del campo a los consumidores.

Se trata de Comproagro, una plataforma tecnológica que elimina los intermediarios en el proceso de compra y venta de productos agrícolas y un centro de acopio para los agricultores de Boyacá que reúne a pequeños campesinos para vender productos en masa a grandes superficies.

Este proyecto, que nació en la población de Toca, Boyacá, tiene como objetivo general unir al consumidor final con el campesino colombiano. Actualmente, se comercializan más de 50 productos a través de la plataforma.

No se pierda: Desde Cundinamarca, emprendedora social exporta cosméticos naturales al mundo

Esta familia siempre ha estado encargada de la siembra y cosecha de productos agrícolas y, en 2014, a raíz de una venta de producción en la que se perdió una gran cantidad de dinero por intermediarios, nació este proyecto.

Al eliminar los intermediarios en el proceso de comercialización de productos, la idea es “darle la oportunidad a compradores y productores que se registren gratis, que suban sus productos (…) con lo que los clientes reciben una mayor calidad, y el productor recibe un mayor ingreso”.

Comproagro beneficia a madres cabeza de familia, familias que vivían únicamente del trabajo diario y a jóvenes que no veían en el campo una oportunidad de salir adelante y no contaban con un trabajo estable.

Desde el inicio del proyecto se ha tenido un crecimiento de alrededor del 500%, se tiene en la plataforma web unos 4.500 registros de productores y compradores y al mes se venden unas 48 toneladas de alimentos a supermercados.

Para apoyar a una mayor cantidad de productores e invitarlos a que vendan sus productos, “queremos llegar a más clientes mayoristas y minoristas (…) contamos con supermercados de cadena y queremos ampliarlos; generar más empleo y apoyar a más personas”.

Entre los mejores

La colombiana Jimena Floréz, encargada de la compañía Chaak Healthy Snacks, fue escogida a finales del año pasado por la revista Americas Quarterly (AQ) como una de las cinco emprendedoras más destacadas de toda América Latina.

El reconocimiento otorgado a la startup Chaak Healthy Snacks, dedicada a la elaboración de alimentos saludables desde Nueva Jersey (Estados Unidos), responde a su impacto social en las comundiades.

Según la publicación, Chaak Healthy Snacks “está transformando los hábitos alimenticios de miles de niños en Estados Unidos y de paso apoyando a los campesinos en Colombia que practican una agricultura sostenible”.

“Gracias a la visión de esta colombiana, lo que comenzó como un proyecto de sostenibilidad agrícola en el noroccidente de Colombia es ahora una marca de productos bajos en azúcar que buscan prevenir y combatir la obesidad infantil y que beneficiarán a más de 90.000 niños al mes en Estados Unidos a partir de julio próximo”, Americas Quarterly (AQ).

Lea también: Estas fueron las ‘apps’ móviles colombianas más exitosas del 2016

Uno de los aspectos más relevantes a la hora de tomar dicha decisión, es el hecho de que con apenas tres años de existencia y una plantilla conformada por 13 personas, la empresa ha desarrollado alianzas con organismos de salud pública, escuelas y minoristas en Estados Unidos y Colombia.

Junto con Jimena Flórez también fue reconocido el trabajo de la brasileña Leila Velez, quien fundó la compañía de base social Beleza Natural cuando tenía solo 19 años de edad. Esta startup comenzó como un salón de belleza y ahora es una empresa de carácter nacional que emplea a 3.000 personas y atiende más de 130.000 clientes por mes.

En el listado de Americas Quarterly también aparece el fundador de la compañía de juegos multiplataforma Etermax, el argentino Maximo Cavazzani, quien logró que su aplicación Trivia Crack fuera una de las más descargadas en la tienda de Apple entre 2014 y 2015.

Lea también: ¿Qué puede aprender Colombia de la experiencia alemana en materia de ciencia y tecnología?

Finalmente la revista reconoció los esfuerzos del emprendedor venezolano, Andrés Moreno, reconocido a nivel latinoamericano por ser el creador de la plataforma de aprendizaje de inglés online Open English.  Junto con él aparece el cubano Yondainer Gutiérrez, creador de ALaMesa, considerada una de las ‘apps´ móviles más destacadas de ese país en materia de restaurantes.

Los huevos mágicos

En la zona rural del municipio de Florencia, situado al sur del departamento de Caquetá, una pareja de emprendedores apasionados por el campo producen unos llamativos huevos azules cuya cáscara, según ellos, es más resistente que la de los tradicionales.

La granja, llamada Rosaflor, se convirtió en un atractivo para los visitantes de todas partes del país que se sorprenden al ver las características de los huevos de cascara azul que se producen en Caquetá.

Incluso durante una visita a la región hace un año y medio en el marco de un programa de electrificación rural, el mismo presidente Juan Manuel Santos se interesó en la iniciativa liderada por María Yineth Pérez y por ello le preguntó de de dónde había surgido tal idea.

Orgullosa por el reconocimiento y sin titubear la emprendedora le contestó que el proyecto había surgido gracias un proceso de investigación y varias pruebas en el cual había trabajo durante cinco años.

La fórmula de los huevos de cascara azul está lejos de ser un secreto, ya que la emprendedora revela que ha logrado obtenerlos gracias a una juiciosa selección genética y a la alimentación de los pollos con forraje natural.

Le podría interesar: Elena Stashenko, la ‘profe’ rusa que educa al futuro de la ciencia en Colombia

María Yineth Pérez manifiesta que la selección genética responde a factores que van más allá de lo estético, dado que la cáscara de los huevos que producen estas gallinas es más resistente que las demás variedades conocidas.

Nos costó años de investigación, pero ya producimos una buena cantidad de huevos de cáscara azul, que es 0,3 milímetros más gruesa que los de color blanco o marrón”, destacó.

Brilló en París

La emprendedora colombiana y fundadora de la firma MAZ, Manuela Álvarez, brilló con luz propia en la más reciente versión de la Semana de la Moda de París, el considerado uno de los eventos más importantes de la industria textil a nivel mundial.

La diseñadora Manuela Álvarez, que se ha ganado un lugar en la industria de la moda y el diseño a pulso, ahora celebra su segunda invitación consecutiva al principal salón de exhibición de la industria para mostrar las tendencias de la temporada primavera- verano 2017.

“Fuimos invitados a presentar nuestra más reciente colección en un ‘showroom’, en donde compradores internacionales pueden conocer la colección y realizar las ordenes de las prendas para incluirlas en sus propias tiendas alrededor del mundo”.

En una entrevista concedida a este medio la emprendedora Manuela Álvarez precisó que en la primera invitación logró entablar una relación de negocios con compradores de Egipto, y en esta, con firmas de Estados Unidos y España.

El ADN de Manuela Álvarez tiene un alto componente emprendedor, pues desde muy joven tenía claro que ese sería su camino y por ello se propuso el objetivo de crear su propia marca.

Lea también: ¿Qué pasa?: Empresas de todos los sectores le dicen adiós al país

Sin embargo, antes de cumplir su sueño y luego de graduarse de la universidad, quiso trabajar para otras marcas de la industria de la moda “con el claro objetivo de aprender antes de hacer”.

Es así que pudo trabajar en Milán (Italia) para Tomasso Stefanelli, así como para Olga Piedrahita en Colombia y la firma textilera Lafayette. "Después de 3 años de ser empleada sabía que era ya el momento de aplicar lo aprendido en la universidad y en los diferentes trabajos”, recordó la diseñadora.

La historia de negocio de esta experta en moda comenzó en el 2013 cuando ganó el concurso de la Revista Fucsia, de Publicaciones Semana, "se busca diseñador", ya que luego de ello montó la marca e inició su proceso de emprendimiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.