| 1/30/2017 10:56:00 AM

¿Por qué fracasan los emprendimientos femeninos en Colombia?

A pesar de los enormes esfuerzos que se han realizado en materia de equidad de género en el país, sorprendentemente en pleno siglo XXI aún las mujeres no tienen aseguradas las condiciones para poner en marcha su propio negocio.

Las cifras son reveladoras, según un estudio de la Fundación Bavaria, la universidad del Rosario y el Grupo Sura el 67% de la totalidad de los emprendimientos que fracasan cada año en el país son liderados por mujeres, frente a solo un 33% de los negocios que mueren a la cabeza de un hombre.

Este margen no es cuestión de azar, según lo explicó en una entrevista concedida a Dinero la fundadora y actual presidenta de la organización MET Community, la española Yanire Braña.

La encargada de esta organización, que vela por el empoderamiento femenino desde los negocios, destaca el espíritu de lucha y la vocación de las mujeres emprendedoras colombianas, a quienes considera un referente a seguir en América Latina. 

Durante todos estos años MET Community ha apoyado las historias de mujeres que se han superado a sí mismas para dar forma a una idea innovadora de negocio y que han encontrado en la comunidad su mejor aliado.

De todas estas historias, brillan especialmente las de cuatro emprendedoras: Cristina González, fundadora de la firma Conempathy, la cual está dedicada a la traducción e interpretación; la de Katia Warner, fundadora de Ecotú, productos naturales para bebes; Joanna Cuervo, fundadora de Hanna Crow, que responde a problemas ambientales a través del arte y Vanessa Rueda, fundadora la startup de educación y elearning Inkuba.

Sin embargo no todas las historias son éxitosas, Braña señala que una de las principales barreras para las mujeres de Colombia y América Latina sigue siendo la falta de confianza en sí mismas pues se limitan al no creer en sus capacidades y perder su autoestima.

Lo invitamos a leer: El poder femenino está excluido de la industria tecnológica

Foto: El presidente del BBVA, Óscar Cabrera, junto con la fundadora de MET Community, Yanire Braña, en la V Feria de Mujeres Emprendedoras Innovadoras realizado en Bogotá

La directiva, quien trabajó en distintas organizaciones multilaterales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), también alertó sobre la falta de garantías que tienen las mujeres a la hora de poner en marcha un negocio propio.

Tenemos una realidad social en la cual la mujer colombiana es madre soltera, madre cabeza de familia y se encuentra con una realidad muy compleja para poder llevar a cabo su emprendimiento”, explicó Braña.

La falta de garantías se manifiesta en servicios básicos con los cuales debería contar cada ciudad latinoamericana como las guarderías, según lo advierte un reciente informe del Banco Mundial.

En él se explica que actualmente, en América Latina y el Caribe hay casi 46 millones de mujeres de 25 años de edad o más con algún nivel de estudios terminado pero que están fuera del mercado laboral.

También le puede interesar: El inmenso valor de los migrantes para EE.UU que Donald Trump ignora

“Las mujeres tienen los empleos más vulnerables: a tiempo parcial o por cuenta propia, que usualmente responden a la necesidad de flexibilidad, ya que la mayoría tiene una demanda desproporcionada del cuidado de niños y ancianos”, señala el documento.

La falta de guarderías en América Latina da como consecuencia que solo un 8% de niños entre 0 y 3 años tiene acceso y usa servicios formales de cuidado, mientras que un 5% de los hogares reportan que los niños se quedan solos en casa, al cuidado de otro menor, o se los llevan las mamás al trabajo.

Bajo estas condiciones resulta muy complicado que las latinoamericanas consigan un empleo o decidan iniciar su propio negocio. Es por ello, que el Banco Mundial hace un llamado a los Gobiernos para que les faciliten las condiciones a las mujeres.

“Este no solo es un tema de igualdad de género, también es una cuestión económica. Las guarderías aumentan la participación laboral femenina. Y la entrada de la mujer al trabajo puede aumentar en un 7%, en promedio, el PIB de la región”, señala el informe.

Otras de las problemáticas alrededor de este tema, según lo explicó Yanire Braña, es que los recursos económicos existen pero por alguna razón no están llegando a las mujeres que verdaderamente los necesitan.

A este factor también se suma la falta de organización entre las entidades públicas, privadas y también las asociaciones, puesto que se están realizando esfuerzos individuales.

Yanire Braña se mostró sorprendida pues en los diez años de fundación de MET Community, una entidad sin ánimo de lucro que ha apoyado a unas 3.2000 emprendedoras a cumplir sus sueños, la colaboración ha sido poca o nula.

Es por ello, y de cara a un escenario de posconflicto en Colombia, que Yanire Braña resalta que es necesario que todas las organizaciones que fomentan el emprendimiento y empoderamiento femenino se unan con el objetivo de desarrollar el ecosistema.

Además de ello, explica que será necesario interiorizar el tema de la equidad de género desde el corazón de las familias y empresas, dado que en esos esos escenarios se construye verdaderamente la paz.

Si le gustó este artículo también podría visitar: ¿Es un empleado multitarea?: Su rendimiento y salud podrían correr peligro

¿Qué puede aprender Colombia de la experiencia española?

Una de las naciones referentes en materia de emprendimiento femenino en Europa es España, una nación que le ha apostado a una nueva generación de empresarios como fórmula de crecimiento en medio de la difícil coyuntura en la región.

En una conversación con este medio, la directora de MET Community en España, María José Pérez, reveló algunas de las claves aplicadas en ese país para fomentar el desarrollo de negocios por mujeres. Varias de las pistas pueden ser aplicadas por Colombia en su tarea de contrarrestar la persistente desigualdad de género y aumentar la cuota femenina en los negocios. Entre ellas:

  • Formar un ecosistema que les dé fortalezas a las mujeres empresarias para que en grupo puedan solventar obstáculos.
  • Las emprendedoras se apoyan entre sí, creando alianzas que no solo les dan seguridad sino que también abren sus líneas de negocio.
  • España está viendo que el emprendimiento es una base de crecimiento económico cada vez más fuerte y más necesaria para progresar.
  • Hay que eliminar las barreras burocráticas para hacerle la vida más fácil a las empresarias.

 Le recomendamos: Colombiana está entre los 5 emprendedores más destacados de América Latina

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.