| 10/11/2015 5:00:00 AM

¿Qué le hace falta a Colombia para convertirse en un país verdaderamente innovador?

El emprendimiento y la innovación se convirtieron en los conceptos de moda en Colombia, un país que avanza hacia la ‘revolución digital’ con el desafío de ofrecer un mejor acceso al capital semilla, garantizar un buen clima de negocios y acompañar a las empresas jóvenes o ‘startup’ hasta su consolidación en el mercado global.

Gurús del sector tecnológico como el director ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, o el creador de la tableta digital más económica del mundo, Suneet Singh Tuli, han reconocido los avances que ha tenido Colombia en términos de acceso a las nuevas tecnologías y conectividad a internet en los últimos años.
La meta del Gobierno es pasar de las 9,7 millones de conexiones de banda ancha a 27 en el 2018, un nivel de penetración similar al que tienen países como Bélgica e Italia. A su vez, prevé que el número de niños por cada computador pase de 9 a 2 en el mismo período.
“La experiencia internacional indica que un aumento de 10 puntos porcentuales en la penetración de banda ancha puede impactar positivamente en el Producto Interno Bruto (PIB) de un país hasta en 1,1%”, precisó el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria.
A pesar de los logros en materia de accesibilidad, Colombia todavía tiene una serie de barreras que limitan la competitividad y el desarrollo del sector TIC, según lo evidenció un reciente estudio liderado por el DNP con el apoyo financiero del Banco Mundial y el Gobierno de España.
La investigación advierte que el 70% de las capitales departamentales presentan dificultades para el despliegue de infraestructura de comunicaciones. Parte de esa situación se habría originado por el déficit de 7.000 torres adicionales (cuyo valor estimado es de $1 billón) que no han podido ser instaladas por razones de tipo social y económico.
El DNP afirma que el avance de la industria de las comunicaciones será clave para que las herramientas tecnológicas que diseñen los emprendedores del país puedan ser aprovechadas de una mejor manera por las comunidades.
Al respecto, el DNP revela que el 42,3% de los hogares que habitan en zonas rurales no sabe usar el internet, mientras que el 48,3% de las comunidades “no considera necesaria una conexión”.
 
Para superar  esta barrera el Gobierno capacitará a  2,5 millones de personas aproximadamente en el uso de TIC y adicionalmente fomentará el desarrollo de aplicaciones móviles que permitan reducir la pobreza y aumentar la productividad.
Adicionalmente, el DNP propone “eliminar el 4% del impuesto al consumo para los servicios de telefonía móvil”, así como el IVA de los teléfonos inteligentes, pues estas herramientas “no son un lujo sino una necesidad básica”. 
La clave del desarrollo está en la tecnología
El informe del DNP sostiene que es necesario focalizar las inversiones en el desarrollo de software, aplicaciones y contenidos digitales locales que tengan la capacidad de cubrir la demanda interna y a su vez escalar en el mercado internacional.
Este punto es trascendental si se tiene en cuenta que América Latina está rezagada por ser una región consumidora de servicios digitales y no productora. Incluso, es la zona con menor porcentaje de contenido propio en el mundo (26% en el 2013).  
Al analizar los 100 sitios más populares en internet, el experto en telecomunicaciones Raúl Katz evidenció que el porcentaje con “contenido puramente local” es del 23% en Colombia, mientras que la participación de las páginas internacionales adaptadas abarca el 53% (La participación restante corresponde a las extranjeras sin modificación).
Las barreras que imponen las entidades financieras para destinar recursos a un proyecto joven, las trabas burocráticas que surgen a la hora de registrar un negocio ante las autoridades y las pocas oportunidades que tienen los empresarios de aprender del error, son algunos de los factores que limitan el surgimiento del emprendimiento.  
Así lo evidenció la más reciente versión del índice Global de Innovación, una clasificación que mide el desempeño de los países en materia de ciencia, tecnología, sofisticación del mercado, capital humano, entre otras áreas.
Colombia pasó de la posición número 68 a la 67 a nivel mundial en ese listado, el cual estuvo encabezado por Suiza (68,30 puntos sobre 100), seguido por Reino Unido (62,42), Suecia (62,40), Países Bajos (61,58), Estados Unidos (60,10), Finlandia (59,97) y Singapur (59,36).
Barbados, 37 a nivel global con 42,47 puntos, ocupó el primer en América Latina y el Caribe, tras superar a Chile (41,20),Costa Rica (38,59), México (38,03), Panamá (36,80) y Colombia (36,41). 
Las áreas en las que el país quedó más rezagado fueron facilidad de pago de impuestos (112), entorno político (107), publicación de artículos científicos y técnicos (97), creación de conocimiento (93), exportaciones de bienes creativos (72), facilidad para iniciar negocios (70), e infraestructura en general y educación, ya que en ambos se situó en la casilla 95. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?