| 9/27/2015 5:00:00 AM

Los emprendedores son el presente del desarrollo económico de una Colombia en paz

El emprendimiento y la innovación son el fundamento del nuevo discurso económico en Colombia, un país que se acerca a la paz luego de más de 50 años de conflicto armado con el desafío de convertir a las nuevas tecnologías en el eje de la integración social y desarrollo.

Indiscutiblemente la realidad del país cambiará al cabo de los próximos seis meses, cuando el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC formalicen el acuerdo de paz que adelantan desde el 2012 en La Habana (Cuba).
Líderes empresariales, académicos y emprendedores coinciden en que gracias a este escenario florecerá la innovación y el talento de las personas en su mayor dimensión, incluso en los departamentos más rezagados por la violencia.
Precisamente, el ministro de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones  de Colombia (MinTIC), David Luna, considera que “el ‘boom‘ digital tiene hoy la palabra" y por eso va jugar un papel determinante en  un eventual escenario de posconflicto.
El alto funcionario dijo recientemente que los emprendedores “no solo son el futuro de la sociedad, sino el presente”, al hablar acerca del dinámico ecosistema de innovación que se ha forjado gracias al trabajo de una nueva generación de jóvenes con brillantes ideas.
David Luna participó en la instalación de ‘Colombia Startup 2015’, un evento que reunió en la Cámara de Comercio de Bogotá a más de 1.200 personas involucradas en el ecosistema del emprendimiento. En la lista de invitados destacaron reconocidos directivos, desarrolladores de tecnología  e inversionistas de distintos países.
Una de las panelistas del foro fue la gerente general de Google Colombia, Laura Camacho, quien afirmó en una entrevista concedida a Dinero que el país necesita  un “mayor compromiso y soporte” de las empresas privadas para fomentar la innovación.
Camacho reconoció el gran avance del país en términos de acceso a las nuevas tecnologías y conectividad a internet, pero fue enfática al señalar que ahora se necesitan ideas revolucionarias que impulsen la competitividad del sector. 
El Presidente del Centro de Emprendimiento e Innovación del IE Business School, Juan José Güemes, sostuvo que “Colombia es un país muy rico en recursos naturales, pero sobretodo en talento humano”.
Sin embargo, para que estas capacidades se puedan explotar al 100% habrá que eliminar las barreras que deben afrontar las empresas para poder llevar a cabo sus negocios. Esta labor incluye el fortalecimiento del marco legal, las condiciones financieras, así como la estabilidad política y económica, pues de esta forma  “la gente le dará rienda suelta a su creatividad, a ese emprendedor que todos llevamos dentro”, señaló Güemes.
“Colombia tiene una posición de liderazgo que debe aprovechar”, complementó el experto español en una conversación con este medio, en la cual expresó toda su admiración por el esfuerzo que están haciendo los jóvenes colombianos por crear proyectos innovadores en diferentes campos.
“La palabra que puede resumir la historia del emprendimiento en Colombia es evolución. Vemos mucho dinamismo y más gente involucrada”, añadió el director de Wayra a nivel nacional, Carlos Castañeda.
El encargado de la aceleradora de empresas del grupo Telefónica finalmente resaltó los dotes de los empresarios criollos, a los que definió como “muy buenos negociantes” y personas disciplinas.
La revolución tecnológica se avecina en Colombia, y por ello las metas son cada vez más ambiciosas.
Para el 2018 el país se ha propuesto impulsar la creación de 1.800 empresas adicionales en el sector TI, generar una mayor apropiación de las herramientas digitales y triplicar el número de conexiones a internet de banda ancha, al pasar de  9.700.000  a 27.000.000 (un nivel de penetración similar al de Bélgica e Italia).
De esta manera, Colombia se inserta en una discusión que ha sido asumida por los países industrializados que encabezan el listado de los de mayor crecimiento económico a nivel global. 
Tal es el caso de China, en donde se crearán hasta 31 millones de empleos nuevos en el 2025 gracias al desarrollo de aplicaciones tecnológicas. Incluso, el 28% de las Pymes (Pequeñas y medianas empresas) más prometedoras del gigante asiático pertenecen al sector TIC.
En Corea del Sur, por su parte, el aporte del internet al Producto Interno Bruto (PIB) es de entre el 8 y el 12%, mientras que en la Unión Europea (UE) el 4,8% de la economía se fundamenta en el la industria de las tecnologías de la información y las comunicaciones.
De hecho, el 50% de la productividad en la última década en esa región del mundo se debe a las inversiones en esa industria, la misma que le genera ahorros hasta por US$240 a Estados Unidos en las actividades de generación de energía y combustibles.
Es por ello que el desarrollo del ecosistema a nivel local abre inmensas oportunidades de negocio que deben ser aprovechas en un contexto adverso en el que las materias primas han dejado de sobresalir en la economía de las naciones. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?