| 9/8/2016 5:24:00 PM

El caso de éxito de Groncol, una empresa verde e innovadora

Groncol, una de las empresas más innovadoras en Colombia, construyó el segundo muro verde más alto del mundo en Medellín y continúa creando estas estructuras verdes con las cuales compensan la huella de carbono de 10.300 personas, y la emisión de 7.700 carros.

Groncol, es una de las empresas más innovadoras en Colombia porque construye techos y muros verdes que generan impacto ambiental significativo. Construyeron el segundo muro verde más alto del mundo en Medellín y continúan creando estas estructuras verdes con las cuales compensan la huella de carbono de 10.300 personas, y el material particulado emitido por 7.700 carros.  

Dinero entrevistó a Pablo Atuesta, uno de sus emprendedores:

D -¿Qué es Groncol?

Groncol es una empresa dedicada al desarrollo de proyectos sostenibles para el sector de la construcción. Contamos con un equipo interdisciplinario que incluye Biólogos, Ingenieros y Arquitectos, con el fin de ofrecer una solución integral a las necesidades de nuestros clientes y acorde con nuestra filosofía. Todos los proyectos que hacemos deben tener en cuenta 4 componentes:

  1. Deben tener un impacto significativo sobre el medio ambiente.
  2. Deben ser a precios razonables y deben producir beneficios económicos para nuestros clientes.
  3. Deben mejorar la calidad de vida de las personas y deben afectarlas en el día a día.
  4. Deben ser técnicamente viables y garantizar una estabilidad de los proyectos en el largo plazo.

Cómo compañía, Groncol ha construido más de 180 proyectos y más de 150.000 metros cuadrados de infraestructura vegetada. Entre los proyectos mas importantes, Groncol ha construido un muro verde de más de 92 metros de alto y están en el proceso de construir uno de los muros verdes más grandes del mundo (3.200 metros cuadrados).  Los muros verdes los hemos hecho con la tecnología de la firma española Paisajismo Urbano. 

D-¿Cuánto llegan a facturar en un año?

En el 2015 crecimos un 88% llegando a ventas de aprox. 10.600 millones. en 2016 esperamos un Crecimiento mínimo. 

D-¿Quién se "inventó" esta compañía?

El fundador inicial es Mario España, ingeniero Civil de la Universidad de los Andes con un fuerte enfoque hacia la innovación. En sus trabajos anteriores vio la oportunidad y no dudó un segundo en reclutar un equipo que le permitiera comenzar a construir este sueño.

A mediados del año 2009 Mario España identifica la oportunidad y para empezar convoca a su amigo emprendedor, Juan Carlos Rebolledo, ingeniero electrónico de la Universidad de los Andes con experiencia en el area comercial y otros emprendimientos. Con Juan Carlos empiezan a trabajar en la idea y se dan cuenta de la necesidad de tener un arquitecto. En este momento es que aparece Nicolás Borda. El es un arquitecto de la misma universidad con su propia oficina de arquitectura y en búsqueda de oportunidades.

Lea también: Medellín, ejemplo de innovación y competitividad en Colombia

La idea hace tanto sentido que inmediatamente se lanzan al agua, encuentran unos aliados y empiezan a buscar clientes. Dentro de las historias del inicio de Groncol Juan y Nicolas recuerdan estar al lado del teléfono esperando unas llamadas que nunca llegaban. Cuando  sonaba el teléfono saltaban a contestar y obviamente solo estaban llamando para hacer algúna venta telefónica.

Durante el primer año tuvieron que buscar todo tipo de argumentos inexistentes para vender un producto que aún estaba en desarrollo.

Empezar rápido y sin un producto 100% terminado, es una de las claves

Empezaron a aparecer una serie de oportunidades interesantes y se empezaron a cotizar cada vez más proyectos. El primer proyecto aparece gracias a la ayuda de un gran amigo y arquitecto, Billy Escobar. Con él empiezan a surgir oportunidades, entre ellas, el techo verde más grande de Colombia en la torre Argos.

Después de una ardua gestión comercial, gracias al bajo nivel de desarrollo del mercado y un poco de suerte, logramos cerrar este negocio. Unos días antes Nicolás había llamado a su amigo emprendedor, Pablo Atuesta. Pablo es administrador de los Andes con experiencia en el montaje de más de 6 empresas en Colombia, China y Perú. Al ver que la empresa tenía potencial, se buscó un socio estratégico que quisiera ayudar a formar la compañía. A partir de la obtención de ese contrato se vinieron muchos más hasta el punto de convertirnos en la empresa líder en Suramerica.

Vale la pena rescatar que en el año 2013 montamos una nueva empresa que se llama MetroVerde, dedicada a la venta de plantas especializadas para techos y muros verdes. Esta empresa viene creciendo y ya tiene 7 empleados.

Para sobrevivir en un principio, aparte de ofrecer techos y muros verdes, se ofrecían impermabilizaciones, sellos de juntas e instalacion de pisos. Alcanzamos a hacer unos pisos para una pollería y para la Policía Nacional. Cuando ya creció el mercado unos meses después nos pudimos concentrar en la escencia de la compañía. Vender verde para las ciudades de Colombia.

D -¿Cuál ha sido el capítulo más difícil en la historia de Groncol?

Los momentos de falta de capital de trabajo en donde los socios hemos tenido que sacrificar participación para permitir tener un crecimiento acelerado. Han sido dificiles las discusiones y las tomas de decisiones. Sin embargo hoy en día ya estamos montados en una estructura de capital con el Fondo de Capital Privado Inversor con la cual estamos muy cómodos y convencidos de su necesidad para el crecimiento futuro.

D - ¿Cuáles son las cifras del impacto ambiental que ha generado Groncol, con sus techos y muros verdes, en las principales ciudades de nuestro país?

Algunos ejemplos: Actualmente hemos procesado más de 572 toneladas de basura orgánica y lo hemos convertido en un sustrato especializado para el crecimiento de las plantas

Nuestro techos han capturado más de 2,8 millones de litros de agua evitando que vayan a los saturados alcantarillados que tenemos en este país y posteriormente a los contaminados ríos. Esto genera un ciclo limpio del agua y es el equivalente a 62.000 duchas.

Hemos capturado mas de 356 kilos de material particulado. Con esto estamos compensando la contaminación de más de 5.900 carros. Estimamos que nuestros proyectos han capturado 14.000 toneladas de carbono. Con esto compensamos la huella de carbono para más de 10.600 personas.

La Organización Mundial de la Salud dice que una ciudad debería tener mínimo 10 metros cuadrados de verde por habitante. En Bogotá tenemos menos de 5. Por lo tanto con más de 150.000 metros cuadrados construidos hemos generado las zonas verdes necesarias para 15.000 personas. Y además hemos generado más de $150.000 millones en valorización para nuestros clientes (los proyectos verdes como propiedad raiz pueden costar entre un 8% y un 15% más)

D-¿Cómo se han movido a nivel nacional e internacional?

A nivel nacional, inicialmente hemos viajado por todo el país y hemos manejado las cuentas nacionales desde Bogotá con las grandes constructoras. Debido a los negocios obtenidos en Medellín hemos tenido cada vez más presencia en esa ciudad. Actualmente tenemos una comercial en Medellín dedicada a esa ciudad.

A nivel internacional, hemos tenido llamadas buscando nuestra franquicia, que hoy en día no existe, desde Ecuador, Perú, Panamá, Brasil e incluso Miami. Sin embargo estamos incialmente concentrados en Colombia y buscando una estrategia de crecimiento que no desconcentre la operación actual. Todavía tenemos que cuidar e incubar lo que tenemos para no perder el foco.

D -A nivel de innovación, ¿cuál ha sido el aporte más importante de Groncol?

La creación de productos fácilmente instalables a costos razonables que están generando beneficios gigantes para la ciudad. La innovación más grande puede ser el modelo de negocio como tal. Montar una empresa integrada verticalmente que ofrece todas las soluciones para la demanda del mercado facilitando la toma de decisión.

D -¿Cuál es el reto hoy?

Consolidar a la compañía en su parte operativa y administrativa. Montar procesos claros que permitan que opere de una manera mucho más automatizada. Una vez logremos esto podremos pensar en crecimiento a nivel internacional y en un crecimiento aún más ambicioso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?