| 4/1/2017 12:00:00 AM

La emprendedora colombiana que produce publicidad en chocolate

Esta ingeniera química rechazó un prestigioso puesto en Bayer por emprender su propio negocio. Hoy en día produce postres para Starbucks y El Corral Gourmet, además de hacer publicidad con chocolates a más de 200 empresas ¿Cómo lo logró?

ChocoBrand es una empresa que fabrica chocolates publicitarios y brinda empleo a madres cabeza de hogar, nació hace más de 15 años en la mente de Astrid Morales, una ingeniera química que rechazó trabajar en Bayer para emprender su propio sueño empresarial.

En entrevista a Dinero Astrid recordó el inicio de su empresa: “El decano me dijo que no tenía perfil para trabajar como empleada, pero sí para ser empresaria.” Relata al rememorar sus tiempos de pasantías en las que recordó las palabras del decano de su facultad, tras darse cuenta de que estar en una oficina, trabajar para otro y cumplir un horario, no eran lo suyo.

Es allí donde nace Chocolates Chilín (nombre de la empresa en un primer momento) en la cocina de su casa, con figuras básicas que distribuía en cigarrerías y droguerías de barrio.

No tardó mucho tiempo en darse cuenta de que el negocio no era vender en puntos sino realizar chocolates publicitarios.

Comencé a tocar puertas con mi producto y logré que Johnson & Johnson se convirtiera en mi primer interesado.” Recuerda Astrid, quien para ese primer encargo realizó por cuenta propia todo el proceso de producción.

También le puede interesar: Poppe, la nueva plataforma que busca dignificar el trabajo de los artesanos criollos

Walter Morales, esposo de Astrid y encargado de producción y logística de ChocoBrand, reveló que esta empresa ha tenido como clientes más de 500 compañías en las que destacan cajas de compensación, aseguradoras, bancos, laboratorios y universidades, llegando a producir hasta 20 toneladas al año.

El enfoque de la empresa no está en hacer un producto para vender, sino en escuchar la necesidad que tiene el cliente y a partir de allí desarrollar el que más le convenga para que cumpla su objetivo.” Concluye Walter Morales al definir el principal objetivo que tiene ChocoBrand.

La creadora de esta empresa, se enorgullece de decir que las madres cabeza de hogar que trabajan en ChocoBrand tienen su casa propia gracias al hábito de ahorro que ella formó en sus empleadas.

Agrega que le gusta demostrarle a esas mujeres, que en algunos casos llegan a buscar trabajo golpeadas producto de la violencia intrafamiliar que sufren en sus hogares, que pueden emprender y alcanzar sus sueños.

Foto: Equipo ChocoBrand. Dinero

Empresaria viajera

“Todo el mundo me dice que puedo escribir un libro con todo lo que me ha pasado.” Dice Astrid al contar las historias de sus viajes en las que destacan diversos concursos en los que la colombiana ha ocupado importantes lugares a nivel internacional.

Una de las principales anécdotas que relata Astrid es la historia de cómo gestionó con el presidente de Aviatur los tiquetes para viajar al Salón del Chocolate en París.

“En octubre de 2008 yo quería ir al Salón del Chocolate, no tenía ni un peso porque acababa de llegar de viaje.” Pero esto no fue un impedimento para ella, quien luego de buscar los requisitos para la visa, supo que debía comprar los tiquetes por Aviatur, cuyo presidente había donado $50 millones para reparar el piano de la iglesia en la cual Astrid colaboraba ayudando al padre Astolfo a brindar alimento a niños pobres.

Padre, necesito una cita con el señor Besudo, quiero que me regale un tickete.” A lo que el padre le respondió que estaba loca, no obstante por la insistencia de Astrid logró que el presidente de Aviatur le concediera una cita en el Centro Comercial Andino.

Le sugerimos leer: La financiación, el ‘talón de Aquiles‘ de los nuevos negocios en Colombia

Yo soy Astrid Morales, tengo una empresa de chocolates, trabajo con madres cabeza de hogar, acabo de llegar de un viaje en el que me gasté la plata de un año de ahorros, me enteré que va a haber un Salón del Chocolate, me muero por ir para aprender”. Dijo Astrid a Bessudo en la cita, quien después de escucharla llamó a su asistente para preguntarle si había tiquetes disponibles.

“¿Tiene dónde hospedarse?” - preguntó el empresario- “No, pero le cambio el hospedaje por chocolates para la temporada decembrina” respondió la emprendedora quien, al final de la reunión, no solo había conseguido los pasajes para viajar al Salón del Chocolate sino también una habitación de hotel.

“El padre me dijo que iba 99% seguro de que el señor Bessudo me iba a decir que no, a lo que le respondí: usted es un hombre de poca fe.”

Para Astrid, el éxito empresarial radica en dejarse guiar por la pasión en el trabajo más que por el dinero obtenido. Confiesa que su siguiente objetivo, luego de preparar los postres de Starbucks y El Corral Gourmet, es lograr que su siguiente cliente sea Mcafee.

Lea también: Emprendedores lanzan un producto para quienes tienen su propio ritual con el café

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.