| 3/23/2017 12:01:00 AM

Change.org cumple 10 años de luchas y victorias sociales contra el poder

Hace diez años, e impulsado por el bullying que sufría su hermano en el colegio por su orientación sexual, el estadounidense Ben Rattray decidió crear un portal web con el cual pretendía incentivar el cambio a través de las historias de las personas.

Change.org es el nombre de esta reconocida plataforma que en sus inicios se constituyó como un tipo de blog en internet en el que las personas podían contar sus historias para cambiar la percepción de los demás y generar cambios sociales.

Así lo relató en una entrevista exclusiva con Dinero la directora para América Latina de Change.org, Susana Fernández, quien recuerda que en los primeros años la plataforma tenía un sinnúmero de opciones como la de publicar ‘peticiones’ abiertas.

Sin embargo, un hecho ocurrido en el 2010 definió el rumbo de la herramienta desarrollada por Ben Rattray en San Francisco, considera una de las mecas del emprendimiento y la innovación global.

En ese año, un colectivo de mujeres lesbianas sudafricanas publicó en el portal una petición para revocar y catalogar como delito la violación correctiva, una deshumanizada práctica que incluso hoy en día sigue siendo practicada en muchos países.

Recomendado: El padre del internet teme que su creación se haya salido de control

Con más de 100.000 firmas en internet, el colectivo de mujeres logró obtener el respaldo popular y con ello generar cambios al interior del país, pues al final dicha práctica fue catalogada como delito.

Tras este episodio, Change.org identificó su norte y se posicionó con fuerza como la plataforma gratuita y abierta más grande del mundo para generar transformaciones sociales.

Fue así como en el 2012 los creadores de la plataforma emprendieron una expansión mundial que los llevo a conquistar Estados Unidos, Inglaterra, España y Australia.

En América Latina la compañía tiene tres equipos constituidos en México, Brasil y Argentina, desde donde se presta soporte a las oficinas de Chile y Colombia. En total, fueron 20 países a los cuales logró llegar Change.org con su mensaje.

A nivel mundial, Change.org está formado al día de hoy por 200 personas empleadas en 17 oficinas. El resultado son más de 19.000 victorias declaradas en 196 países donde la plataforma es accesible de manera pública y gratuita.

Actualmente, según lo explica Susana Fernández, hay 176 millones de usuarios los países en los que opera Change.org. De la totalidad, hay 24 millones de usuarios en América Latina y en Colombia son casi 2 millones.

Foto: Directora para América Latina de Change.org, Susana Fernández,

Le puede interesar: Revolución de internet: Cifras que demuestran su poder transformador en el mundo

En el listado de las campañas emblemáticas de Change.org destaca la de ‘Josefina’, quien durante el 2015 luchó por lograr que se aprobara la ey contra el maltrato animal en Colombia junto a 132.000 personas más. 

También la campaña de ‘Melissa’, quien se unió al pedido en las calles para proteger el río de los cinco colores en Caño Cristales (Meta). Fue tanta la presión y apoyo ciudadano que el presidente Juan Manuel Santos negó el permiso ambiental para la explotación minera en el lugar.

Actualmente también hay importantes campañas activas en Change.org como la de Juan Piñeros, quien solicita reducir el salario de los congresistas con el apoyo de más de 143.000 colombianos.

Así mismo, la ciudadanía, en voz de Mafer Jaramillo, le pide al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y al Gobierno nacional detener las muertes de los niños indígenas Wayúu a causa de la desnutrición.

Entre los principales hitos en América Latina destacan:

1. Una de las primeras victorias que se logró fue por cuenta de un grupo de madres argentinas que hizo que el Congreso aprobará la nueva Ley de Diabetes

2. En 2014 en Brasil la comunidad de Baianas logró ser partícipe del evento deportivo más grande del mundo, el Mundial de Fútbol. Ellas consiguieron el apoyo ciudadano para pedirles a las autoridades que les dieran permiso de vender sus productos afuera del estadio.

3. En 2016, los ciudadanos de México D.F participaron de la construcción de la constitución de la la ciudad, gracias al movimiento ciudadano creado en Change.org.

4. En América Latina miles de ciudadanos se unieron para pedirle a McDonalds, que no asinara a los pollos en las jaulas y que les diera un mejor trato.

5. También desde México hasta Argentina se unieron en su pedido a Facebook para que eliminara el sentimiento de “Gorda”.

Si le gustó este artículo también: Tres rutas de financiación que tienen los emprendedores colombianos

Una visión a futuro

En esta década la compañía de San Francisco ha vivido diversas transformaciones y luchas sociales. Sin embargo, Susana Fernández comenta que nunca han tenido que afrontar presiones por parte de Gobiernos u otras organizaciones externas, a excepción de la censura de China a Change.org por la campaña que pedía la libertad del artista Ai Wei Wei.

Y es que al ser el canal en el cual se comunica la ciudadanía con el poder, Change.org es visto en el exterior como un agente de cambio y un punto de referencia para aquellos que están haciendo mal las cosas.

“Es muy difícil que los poderes empresariales o gubernamentales se opongan a este instrumento, ellos mismo aceptan estar allí y tener un perfil verificado para tener un dialogo con los ciudadanos”, explicó Susana Fernández.

Tal es el caso de organizaciones como la Superintendencia de Salud de Colombia, la cual tiene un perfil verificado en Change.org que le permite conocer las denuncias de la ciudadanía para traducir el inconformismo en acción.

Uno de los verdaderos retos de la organización social de origen estadounidense es la financiación, puesto que en estos años ha tenido que dar un vuelco radical en el modelo de negocio para poderse sostener en el tiempo.

En un principio la compañía, que ha recibido el apoyo de inversores de la talla de Bill Gates, Arianna Huffington, Jeff Weiner, Reid Hoffman, Richard Branson, Omidyar Network, Ali o Hadi Partovi, Evan, se financió a través de la publicidad paga de otras organizaciones como como Greenpeace, Aldeas Infantiles, Save the Children o WWF.

Sin embargo, y con la intención de centrarse únicamente en las personas que usan la plataforma, Change.org ha empezado a revocar este modelo y ahora busca financiarse a través de su propia comunidad.

Fue así que desde 2016 la compañía cambió el modelo de sustentabilidad y decidió lanzar un programa de membresía. En Colombia y América latina opera desde marzo de este año con el nombre de ‘Hazte amigo de Change.org’.

Es así, que los usuarios pueden dar aportes desde los 25.000 y hasta los $100.000 para impulsar a esta plataforma que ahora le apuesta al modelo colaborativa para seguir expandiéndose en el mundo con la premisa de defender la libertad de expresión y el derecho que tienen las personas a defender sus causas.

Lea también: "Si nunca fallaste en un proyecto fue porque nunca fuiste al límite”: Vicepresidente de Dell

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.