| 5/19/2017 12:01:00 AM

“La suerte sí existe pero la reparten a las 5 a.m todos los días”: fundadora de Bodytech

Luego de probar suerte en varios bancos y fracasar en el intento, los estudiantes Gigliola Aycardi y Nicolás Loaiza pusieron en marcha un club deportivo con recursos propios que años más tarde se convertiría en un referente de éxito empresarial en América Latina.

Bodytech es el nombre de esta compañía colombiana que nace como un proyecto de grado de dos estudiantes de MBA de la Universidad de los Andes, quienes iniciaron su negocio con una inversión de $400 millones hace 20 años en Bogotá.

La compañía actualmente tiene 151 clubes en Colombia, Perú y en Chile. Además este año prevé inaugurar 15 más en esos países, con lo cual pasará de tener 2.000 clientes en promedio en cada uno de los clubes a 30.000 afiliados adicionales este año.

Estas inversiones se suman a las que ya realizó la compañía al cierre de 2016, cuando destinó $31.000 millones en 8 sedes nuevas distribuidas en Bogotá, Soacha, Barranquilla y Valledupar.

Recomendado: Ponerse el delantal y dar ejemplo, la clave de éxito de Russell Pagán en Dunkin Donuts

Alcanzar estos niveles de crecimiento no ha sido tarea fácil, según lo recordó en una entrevista concedida a Dinero la cofundadora del negocio, Gigliola Aycardi, quien explicó que muchas veces les fueron cerradas las puertas de los bancos.

Aycardi considera que uno de los momentos más difíciles de la empresa fue en el 2003 cuando pasaron de tener cuatro clubes a diez. En ese año la compañía pasó de deber $3.000 millones a $10.000 millones, una deuda significativa que no los dejaba dormir.

Fue en ese momento que decidieron dirigirse a los bancos para solicitarles que les fueran ampliados los créditos de tres a cinco años, con lo cual podían seguir abriendo clubes, aumentar su capacidad financiera y por ende no seguir adquiriendo deudas.

“Lo que pasó fue que los bancos se paniquearon y pensaron que no teníamos cómo pagar los créditos. Ni nos ampliaron el plazo ni nos dieron más créditos, entonces tuvimos un año y medio en una situación súper estresante porque no teníamos créditos adicionales de los bancos sino que tuvimos que mantenernos con nuestro flujo de caja”, explicó Aycardi.

Visite: Ellas son las ‘duras’ del emprendimiento de alto impacto en Colombia

La empresaria, una de las invitadas especiales a la más reciente edición de Endeavor, evento en el que ejerció como jurado del ‘Premio Mujeres que Impactan’, recuerda que para sacar adelante su empresa tuvo que recurrir a todas las formas de financiación posible.

Por eso les recomienda a los emprendedores jóvenes que una de las primeras cosas que hay que hacer es investigar muy bien todas las alternativas posibles que ahora están disponibles gracias al desarrollo que ha tenido el ecosistema local de ‘startups’.

Sin embargo, es una realidad que a pesar de que en el contexto actual los emprendedores disponen de una variedad de alternativas como las aceleradoras, los ángeles inversionistas y el crowdfunding, el círculo familiar aún juega un papel fundamental en la financiación de las empresas.

Vea también: Alice, el asistente virtual gratuito que conecta a emprendedores con expertos y capital

“Cuando comenzamos Nicolás y yo terminábamos un MBA en los Andes, entonces lo que hicimos fue acudir a amigos y familia, vendimos nuestros carros y esperábamos tener financiación, pero todos los bancos nos dijeron que no. Mi mamá hipotecó su apartamento y nos prestó la plata para comenzar”, añadió Aycardi.

Otro de los consejos que les da la emprendedora a los nuevos empresarios es que crean en sus proyectos (sin llegar a ser tercos) a pesar de que encuentren barreras y personas que quieran hacerles creer que no son valiosas.

También afirma que es importante ser “organizado y disciplinado” porque sin eso no se llega a “ninguna parte”.

De hecho, asegura que “hay mucha gente que tiene muy buenas ideas pero no tiene claro cuánto le va a costar”, esto a su juicio es un problema mayúsculo pues sin disciplina numérica y financiera se “está condenado a fracasar”.

Finalmente, la cofundadora de Bodytech se refirió a la importancia de esforzarse y tener constancia en el trabajo, dado que para ella la “suerte sí existe pero la reparten a las cinco de la mañana todos los días”.

“Para nosotros es cuestión de trabajar”, resume Aycardi, para quien el mundo está lleno de oportunidades de negocio que hay que saber identificar en aspectos de la vida cotidiana que están propensos al cambio con innovación.

Le podría interesar: Freelancer.com, la plataforma para obtener trabajo como independiente

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.