| 2/18/2005 12:00:00 AM

Ximena Hoyos Lago

En la dirección general de Planeta Valle, esta caleña concertó esfuerzos de distintos actores sociales en la formación de una visión compartida del Valle del Cauca frente al TLC.

El tiempo apremia para todas las regiones del país. En la recta final de la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, es vital que logren crear una visión compartida sobre sus oportunidades de desarrollo. En esta tarea, el Valle del Cauca va un paso adelante. Con el liderazgo de la fundación Planeta Valle, que opera como un espacio de interacción entre la empresa privada, el sector público, la academia y la sociedad civil, se concertó una propuesta de agenda interna que se entregó a Planeación Nacional en febrero. Para el Valle, lo que ayer fue una debilidad hoy es una fortaleza. La crisis económica y social que la región vivió a finales de los 90 les hizo entender a sus actores sociales que debían colaborar entre sí o el departamento no saldría adelante. Así, nació en 2000 Planeta Valle, que preside desde hace año y medio Ximena Hoyos.

Al fundarse Planeta Valle, los problemas de la región eran tan grandes que se propuso atacar muchos frentes a la vez. Pero al llegar, Ximena Hoyos entendió que debía poner en práctica el dicho "el que mucho abarca, poco aprieta", para conseguir algo. Por eso, con las negociaciones del TLC, comprendió dónde debía concentrar sus esfuerzos. Este ha sido su mayor logro, pues le dio un nuevo ánimo a la institución. "Planeta Valle tiene fuerza porque desde el comienzo se entendió que era de todos. Como no pretende cogobernar, sino articular esfuerzos, no crea resistencia y el apoyo de la sociedad es impresionante", comenta Hoyos.

En su papel de liderazgo social, Ximena Hoyos ha aterrizado a Planeta Valle en temas concretos del Valle. En particular, en educación, trabajando en conjunto con la Comisión Vallecaucana por la Educación; en empleo, con el respaldo del gobernador Angelino Garzón al crear el Consejo Regional de Política Económica, Social y Empleo, con el cual han llegado a 34 de los 42 municipios; y en agroindustria. Además, tiene el respaldo de Colciencias para manejar recursos con el objetivo de hacer del Valle un cluster biotecnológico.

Para Ximena, la gestión social llegó de forma imprevista. Luego de salir del Colegio Colombo Británico, estudió filosofía y ciencias políticas en la Universidad de Warwick en Inglaterra. Después realizó una maestría en filosofía en St. Anthony's College en Oxford y con su tesis sobre Elección Popular de Alcaldes, dirigida por el prestigioso académico Malcom Deas, se graduó con honores a los 22 años. Su primera experiencia laboral fue en la firma Deloitte, donde permaneció por tres años y tuvo clientes tan grandes como British Telecom.

A los 25 años, regresó al país a trabajar con la empresa familiar, la Compañía Colombiana de Esmaltes. A pesar de su experiencia, su padre la hizo empezar desde muy abajo. Pasó por auditoría y contaduría, entre otros, hasta que llegó a la presidencia. Fue entonces cuando recibió una llamada de Julián Domínguez, de la Cámara de Comercio de Cali, para ofrecerle su cargo actual.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?