| 2/16/2007 12:00:00 AM

Wilson Castellanos

Como presidente de MasterCard para Colombia y Ecuador logró consolidar a esta empresa como el tercer mercado de América Latina, en lo que se refiere a número de plásticos y facturación.

El primer reto que tuvo Wilson Castellanos, cuando ingresó a MasterCard en 2003, fue convencer a los colombianos de los beneficios de las tarjetas plásticas en un momento en que el país apenas se recuperaba de una crisis económica. Aunque no fue tarea fácil, una marca como MasterCard le facilitó la meta y los resultados se reflejan en las recientes cifras de la compañía.

Castellanos es economista de la Universidad de los Andes y ha realizado diversas especializaciones en el área financiera, tanto en el país como en el exterior. Este bogotano posee un amplio conocimiento del sector financiero y de la banca en Colombia, ya que durante más de 18 años ha ocupado diversos cargos en este sector.
 
A raíz de la reforma financiera en Colombia, Castellanos tuvo la oportunidad de profundizar e implementar las líneas de negocios de consumo en entidades que antes se reconocían como corporaciones de ahorro y vivienda, y muy especialmente en los productos de tarjeta de crédito, razón por la cual ha participado activamente en el desarrollo del futuro de los medios de pago en el país. Antes de su ingreso a MasterCard, se desempeñó como vicepresidente de crédito personal del Banco Davivienda, cargo que ocupó desde 1996. Ahí trabajó durante los últimos 8 años, posicionando a esta entidad como líder en banca personal en Colombia. En diciembre de 2003, fue nombrado presidente de MasterCard para Colombia y Ecuador.

Este economista lideró el desarrollo de productos para todos los segmentos de la población. En 2006, MasterCard lanzó con diferentes bancos varias tarjetas de crédito que fueron diseñadas con unas características especiales, dirigidas a los segmentos medio y bajo de la población. "Con esto se ha logrado una aceptación importante, ya que no solo representan un medio de pago nuevo para unas personas que antes no tenían acceso al crédito, sino que con estos productos estos individuos pueden ir creando su historia crediticia y posteriormente pueden calificar para otras líneas de crédito, como hipotecas o créditos rotativos de diversa índole", explica Castellanos.

Para las personas que trabajan con él, su tenacidad, su habilidad para trabajar en equipo motivando a sus colaboradores, la buena comunicación y la confianza son las características que le han permitido a Castellanos ser el líder que es. De hecho, uno de sus principales clientes, César Garzón, Gerente de Producción Tarjetas de Crédito de Citibank Colombia, afirma que trabajar con Castellanos es muy enriquecedor, pues es una persona con mucha estructura gerencial, financieramente es muy objetivo y organizado y cada reto que se impone, lo cumple.

A sus 44 años, Castellanos debe consolidar la marca como la primera en número de plásticos y facturación, en el mediano plazo quiere seguir trabajando en conjunto con el gobierno en los proyectos de bancarización y en el largo plazo su meta es que MasterCard sea la número uno en Colombia y Ecuador. Su sueño es seguir trabajando en esta multinacional o en cualquier otra, pero siempre en pro del bienestar de las personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?