| 9/29/2006 12:00:00 AM

William Burgos

Como su gerente general, logró convertir a Electrolux-Colombia en una verdadera multinacional. Hoy esta empresa vende casi $50.000 millones, siendo la que más creció en el área de línea blanca el año pasado.

En tan solo dos años, William Burgos logró una completa reestructuración de Electrolux, la compañía más grande de electrodomésticos del mundo. En 2004, los socios tomaron la decisión de cerrar esta empresa en Colombia, pero gracias a la gestión de Burgos, decidieron darle una segunda oportunidad. Hoy, esta empresa se ubica entre las que generan más ventas para la multinacional en América Latina después de Brasil, México y Puerto Rico.

Burgos es ingeniero civil de la Universidad Militar Nueva Granada, tiene una especialización en gerencia de mercado del CESA y un MBA de la Universidad de los Andes. Cuando se graduó de la universidad, ingresó a Novartis, laboratorio farmacéutico holandés, a la dirección de proyectos e ingeniería, en donde trabajó por dos años. En 1992, ingresó al área comercial de Black & Decker. En esta empresa ocupó numerosos cargos y finalmente fue nombrado gerente comercial. Desde esta posición, Burgos logró mejorar la rentabilidad de la empresa, incrementar los índices financieros y llegar a inventarios nivelados. En 2003, por su labor en esta gerencia, fue trasladado a Estados Unidos como gerente de servicio de América Latina. En este puesto no alcanzó a cumplir un año, porque fue seleccionado para ser el gerente general de Electrolux, siendo el primer colombiano en ocupar este puesto.

Para este bogotano, el proceso para llegar a estos resultados no fue fácil. Para empezar, se crearon los departamentos de logística y de mercadeo, dos áreas imprescindibles para iniciar la reconstrucción de la marca en Colombia. Además de estos dos departamentos, se montaron un área comercial y una de servicios en la que se determinaron las redes, los canales de distribución y el portafolio de la empresa. Para posicionar la marca en el mercado, se trabajó en generar confianza entre los distribuidores y desarrollar la comunicación con el cliente y del producto. Todo el proceso se hizo teniendo en cuenta las políticas mundiales de la compañía, como la calidad, el diseño y los temas ambientales, entre otros. "Este trabajo valió la pena, pues Electrolux logró crecer 54% en el área de línea blanca el año pasado, siendo la que más creció en el mercado en 2005. El objetivo era lograr que los consumidores entendieran que esta empresa es mucho más que lavadoras, es calidad, es imagen y es estrategia", dice.

A sus 46 años, Burgos tiene como meta lograr que Colombia sea el país que más vende después de Brasil y México. En el mediano plazo, las ventas deben llegar a US$40 millones y en el largo, esta empresa tiene que ser una de las tres más grandes del país. Para él, su esposa y sus hijos son su prioridad y aunque quiere convertirse en gerente regional de una multinacional solo lo hará si no sacrifica a su familia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?