Rodrigo Hurtado

| 8/3/2001 12:00:00 AM

Rodrigo Hurtado

El presidente de Teledatos, el mayor call center del país, enfoca sus esfuerzos hacia el proceso de internacionalización de la compañía.

Cargo



Presidente Teledatos.



Educación



Ingeniero civil, Escuela de Ingeniería de Antioquia.



Especialización en finanzas y administración de la Universidad de Harvard.



Trayectoria



1992-1995, vicepresidente internacional de Banacol.



Desde 1995, presidente de Teledatos.



Status



Casado, dos hijos.



En un garaje en Medellín, con $10 millones, un par de socios y el sueño de un emprendedor, Juan Rodrigo Hurtado inició hace 6 años el proceso de Teledatos, hoy, el mayor call center del país.

En Teledatos y con sus 1.300 puestos de trabajo, Hurtado les da la cara a los viajeros de Aces que quieren hacer sus reservas de vuelos, concede citas médicas para Susalud, atiende las quejas de los consumidores ante la Superintendencia de Industria y Comercio y actúa con los clientes de las Empresas Públicas de Medellín, entre otros.



Este ingeniero caleño de 34 años se especializó en administración en la Universidad de Harvard y a su regreso a Colombia, en 1992, se enroló en Banacol, donde trabajó por 3 años. Sin embargo, un día cualquiera se quedó sin puesto y decidió poner en práctica la recomendación de un profesor en Harvard que, para su tesis de grado, le sugirió trabajar sobre el tema de los call centers, una industria que en América Latina tenía gran potencial.



Con la apertura económica, Hurtado estaba convencido de que se iba a dar un incremento en los niveles de competitividad de la industria nacional y su idea era ser un soporte para estas empresas por medio de una plataforma tecnológica muy desarrollada y con un recurso humano altamente capacitado. Precisamente, en este último punto está centrada toda su atención y es la principal razón por la cual la compañía tiene una rotación de personal por debajo del 12%, menos de la mitad de los estándares internacionales para este tipo de empresas. Hurtado se declara un enamorado del tema del servicio, concepto que quiere llevar a todos sus funcionarios y, para ello, la compañía cuenta con un Instituto del Servicio, una universidad dedicada a montar la estructura pedagógica sobre servicio al cliente y sus alcances en los call centers.



A diario, la compañía recibe más de 150.000 llamadas. Pero Hurtado no se contenta con esto. Ahora, su objetivo es internacionalizarse. De hecho, ya consiguió un grupo de socios mexicanos que le brindarán soporte en este proceso. La meta es atacar dos mercados: por un lado, el norteamericano, con un inmenso potencial de crecimiento, pues hoy atiende cerca de 80.000 llamadas mensuales en español y en inglés. Y por otro, el de la Comunidad Andina de Naciones, ya que en este momento la competencia no es muy grande y hay un espacio para ganar. Su objetivo inmediato es que en octubre esté lista la primera llamada desde Venezuela. Este ha sido el esfuerzo de Hurtado: crear relaciones estratégicas, para que cada llamada desarrolle un negocio y no le dé tono ocupado.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.