Rafael Flórez Barajas

| 5/3/2002 12:00:00 AM

Rafael Flórez Barajas

Lleva 14 años trabajando por la eficiencia de la cadena de abastecimiento de las empresas colombianas.

Cargo actual

Director del Instituto Colombiano de Codificación y Automatización Comercial, IAC.



Educación

Administrador de Empresas de la Universidad Externado de Colombia.



Especialización en Dirección Informática - Cesem (Madrid - España).



Trayectoria

1980-1988, vicepresidente administrativo de Fenalco Nacional.



1988-1990, presidente del Consejo Directivo de IAC Colombia.



1990 - a la fecha, director ejecutivo del IAC Colombia.



Status

Casado, dos hijos.



En 1988, el Instituto Colombiano de Codificación y Automatización Comercial (IAC) empezó a operar en el país con apenas 29 empresas. Hoy, lo conforman más de 8.000 compañías de todos los tamaños y sectores. Con el paso de los años, esta organización se convirtió en el mejor escenario para facilitar los procesos de eficiencia en la cadena de abastecimiento.



Si bien su conocimiento se debe en gran parte a que fue el impulsor del uso del código de barras, el instituto tiene muchas más herramientas y estrategias.



"Queremos ser más que un código de barras", explica Rafael Flórez, su director y quien ha sido el alma y nervio de la organización desde hace ya 14 años. Este bogotano, que se define como un facilitador de procesos, demostró que sí es posible trabajar en grupo con objetivos comunes. "Rompimos el paradigma de que comerciantes, industriales, transportadores o entidades de servicios no se podían sentar a desarrollar actividades conjuntas en temas comunes", agrega.



¿Cómo lo logró? Creando conciencia entre los empresarios de dos principios sencillos. El primero, que aunque clientes y proveedores compiten, nadie puede cumplir sus objetivos si no colabora con los otros jugadores. Y el segundo, que no se debe olvidar que toda empresa es cliente y proveedor al mismo tiempo.



En este sentido, IAC trabaja, por una parte, con herramientas estándares, como el código de barras o el intercambio electrónico de documentos. Y, por otra, en el desarrollo de mejores prácticas en la cadena. En el primer aspecto, los logros son evidentes: el 99% de los productos que se comercializan en el país ya tiene código de barras, 1.500 empresas hacen operaciones electrónicas y en Colombia se tiene el nivel más alto de facturas identificadas con código de barras en el mundo, cerca de 50 millones al mes. En el desarrollo de prácticas exitosas, los programas son ambiciosos. Cuentan con un catálogo electrónico que es una gran base de datos con todos los productos y servicios que se comercializan en Colombia, de tal manera que tanto a proveedores como a clientes les permite alinear su información para que no se presenten errores ni en el pedido ni en la factura.



Además, uno de sus principales retos es trabajar por los pedidos perfectos. Es decir, que las fechas de entrega, las referencias, las cantidades y la documentación lleguen a los clientes con cero errores. La meta para el 2003 es que el nivel de pedidos perfectos sea de 60%. "Puede parecer una cifra pequeña, pero lograr que todas las variables coincidan en centros de distribución con más de 3.000 ó 4.000 proveedores, compromete un esfuerzo muy grande", afirma Flórez. En el 2000, cuando empezó este programa, los pedidos perfectos eran de 36% y el año pasado llegaron al 45,7%.



Estos resultados lo motivan para seguir trabajando por los logros. Es un convencido de la filosofía del trabajo en equipo y de compartir la visión y los principios para alcanzar los objetivos.



Ahora, Flórez enfoca su energía en internacionalizar a IAC Colombia. Por ejemplo, el catálogo electrónico que al finalizar el año tendrá cerca de 3.000 empresas, acaba de ser llevado a 6 países de Centroamérica y luego se harán convenios con los países de la Comunidad Andina. Además, uno de sus estudios, el de benchmarking, tendrá este año resultados regionales con la participación y análisis de otros 9 países y no solo de Colombia. "Estos instrumentos benefician a las empresas colombianas, ya que el tema del Alca es prioritario y los procesos de internacionalización de las empresas colombianas avanzan rápidamente", afirma.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.