Paulo Orozco

| 6/23/2000 12:00:00 AM

Paulo Orozco

Un físico que lleva 30 años en la investigación y la docencia y que está empeñado en sacar adelante la ciencia y la tecnología en el país.

Cargo

Director ITEC (Instituto Tecnológico de Electrónica y Comunicaciones de Telecom.)

Educación

Física, Universidad Nacional. Maestría en Física Atómica de la misma universidad. Maestría en Ciencia de Materiales y PhD en Física de la Universidad de Bristol, Inglaterra.



Trayectoria

En febrero de 2001 cumplirá 30 años de trabajo en la Universidad Nacional. Gerente de la Empresa de Energía de Bogotá (1996-1998). Asesor de la presidencia de Telecom (1998-1999). Es el actual director del ITEC.



Status

Casado, tres hijos.





A Paulo Orozco la pasión por la docencia se le despertó muy temprano. A los diez años ya dictaba clases de matemáticas a sus hermanos y, como era "un duro", ayudaba a quienes iban varios cursos por delante de él. Se graduó a los 21 años y a esa edad se inició como profesor del departamento de Física de la Universidad Nacional. La ciencia y la tecnología siempre lo han "jalado" y mientras estudiaba en la universidad debió decidir entre esta o continuar una carrera como futbolista de Millonarios. La decisión lo llevó a la investigación, camino del que no piensa retirarse.

Este científico bogotano ha vivido gran parte de su vida entre laboratorios. Como profesor, su principal desafío ha sido generar inquietudes entre los estudiantes y su mayor satisfacción es encontrarse con alumnos que han "ido más allá" que él.



En 1996, Orozco pasó de científico de bata blanca a gerente. El reto no podía ser mayor: sacar adelante la Empresa de Energía de Bogotá, que estaba a las puertas de la quiebra. Su labor consistió en terminar la gestión que inició Fabio Chaparro, muerto trágicamente en un accidente aéreo, y así se centró en la transformación y capitalización de la empresa. Para Orozco, esta etapa fue de un aprendizaje inmenso pues "nunca había visto un balance ni había administrado personal, excepto los estudiantes en el laboratorio". Los problemas los abordó con "rigor académico" y desde la óptica del método de trabajo de laboratorio: identificar problemas, parámetros, tener cronogramas... Fuera de esto, la clave de su gestión fue liderar y apoyarse en un equipo de trabajo, aprender de él y tener confianza.



Pero la ciencia y la tecnología atraen. Por eso en 1999, ingresó a la dirección del Itec y está empeñado en convertir la institución en líder regional en capacitación y desarrollos en tecnología. El Itec es hoy un centro de innovación tecnológica que lleva la delantera en desarrollos para internet. Así ha generado proyectos como el sistema de reconocimiento de voz, voz sobre IP y un call center propio. Su obsesión es darles mayor fuerza y llegar a comercializarlos.



Para Orozco, la clave de la educación está en la capacitación de docentes y asegura que "las tecnologías de información le darían la oportunidad al país de dar un pequeño salto cuántico, si somos capaces de enfrentar el paradigma de la educación". Tiene claro que la educación de "tiza y tablero" debe acabarse y que hay que aprovechar la tecnología. Por esto ve que es esencial masificar el uso de internet. "Va a llegar un momento en que uno de los derechos fundamentales será tener una cuenta de internet".



Son tantas las cosas que tiene en la cabeza que "trabaja en sueños". No para de aprender, investigar y dar ejemplo. Es tranquilo, pero intelectualmente inquieto. Tiene claro que está destinado a trabajar en ciencia y tecnología, un área clave para sacar adelante al país.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.