Pablo Umaña

| 12/7/2000 12:00:00 AM

Pablo Umaña

Un ejecutivo que dedicó su carrera al entretenimiento. ¿Su apuesta? Que ir a cine se convierta en una experiencia inolvidable.

Cargo



Gerente general Cinemark Colombia



Educación



Administrador de empresas, Universidad de los Andes.



Trayectoria



Gerente general. Mundo Aventura (1998-1999).



Gerente general. Hotel Santa Teresa (1996-1998).



Gerente Deporte Gráfico (1992-1995).



Gerente de producto, Icopinturas (1991-1992).



Director comercial, MazdaCrédito (1990-1991).



Ejecutivo de cuenta, Leo Burnett (1989-1990).



Status



Casado. 2 hijos y otro en camino.





En septiembre del año pasado, Pablo Umaña viajaba a Estados Unidos a comenzar su entrenamiento para montar la operación en Colombia de la cuarta exhibidora de películas más grande del mundo, Cinemark. Por tres meses aprendió todos los oficios que tienen que ver con el cine. Desde barrer las salas y hacer las crispetas, hasta administrar un negocio supremamente exigente en logística y servicio al cliente.

Hoy, el reto de este bogotano de 36 años es mejorar la calidad del entretenimiento en Colombia. Con una estrategia que se basa en un excelente servicio al cliente y en la utilización de la tecnología de punta en materia de sonido y producción, Pablo Umaña busca que la exhibición de cines en Colombia esté a la altura de la del resto del mundo no solo en cantidad sino también en calidad. "Mientras que en el mundo el promedio es de 32.000 personas por pantalla, en Colombia es de 170.000".



¿Pero cómo llegó este administrador de empresas a la industria del entretenimiento? Pablo Umaña desarrolló toda su carrera en torno al negocio de divertir a la gente. Comenzó en Leo Burnett, donde aprendió sobre estrategia publicitaria. Después, como director comercial, manejó el tema financiero en MazdaCrédito y posteriormente se volvió un experto en ventas como gerente de producto en Icopinturas. Pero la verdadera entrada a la industria del entretenimiento, vino en 1992 como gerente de la revista Deporte Gráfico.



Allí empezó a cumplir el sueño de su vida. Ya desde niño, cuando se aburría ante las escasas posibilidades de entretenimiento de entonces, Pablo Umaña encontraba que uno de los aspectos primordiales de la vida es divertirse con lo que se hace. Posteriormente, en 1996 participó en el proyecto del Hotel Santa Teresa, industria que conocía desde niño cuando observaba a su padre construir hoteles. En este nuevo proyecto no solo entendió la importancia de ofrecer un excelente servicio al cliente sino también la de ser un "buen vecino". Por esto, para él, una de las claves del éxito de cualquier negocio es generar empleo local y un excelente ambiente dentro de la comunidad.



Pero la consolidación de su posición como ejecutivo de la industria de la diversión vino en 1998, cuando lideró el montaje de Mundo Aventura, un proyecto de la Cámara de Comercio de Bogotá. Con una modesta inversión frente a otros parques de diversiones en el mundo, logró 1,9 millones de visitantes el primer año, convirtiéndolo en el cuarto parque de diversiones más visitado de Sur América. Un verdadero éxito, que definitivamente le generó un gran impulso en su carrera.



Hoy, asume el reto de consolidar un nuevo jugador en la competida industria de las salas de cine. Las barreras no son pocas: jugadores como Cine Colombia, los alquileres de películas e incluso la piratería. Sin embargo, Pablo Umaña le apuesta a la industria del cine con un mejor servicio y lo último en tecnología. Con estas estrategias, Umaña busca hacer de la experiencia de ir a ver una buena película, algo inolvidable.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.