Pablo Trujillo

| 3/10/2000 12:00:00 AM

Pablo Trujillo

"No se puede ser un simple seguidor, hay que establecer las reglas".

Cargo

Presidente Alianza Fiduciaria.



Educación

Economista, Universidad Javeriana, especialización en matemáticas puras.



Trayectoria

Gerente regional zona centro, Banco de Occidente (1974), vicepresidente pensiones y fiducia, Skandia (1980). Desde 1986 es el presidente de Alianza Fiduciaria.



Status

Separado, una hija.





"Colombia es un país absolutamente retador", más allá de los mercados, las acciones y la rentabilidad, a este bogotano, experto en cuestiones financieras, le apasiona su país. Es muy crítico de la forma como se gerencia a Colombia y de su gente. Tiene muy claro que "no podemos alcanzar a los desarrollados siguiendo su mismo camino" y que por esto hay que buscar nuevos caminos y ser más rápidos e ingeniosos. Para él, este es un entorno retador y complejo, sus constantes cambios lo apasionan y lo llevan a implementar su filosofía de vida: jugar a descubrir cosas nuevas todos los días. Ha trabajado toda su vida en el sector financiero, se inició en la banca tradicional, "manejando balances y otorgando crédito", pero fue esa necesidad de buscar cosas innovadoras lo que lo llevó a formar parte de campos diferentes dentro de este sector. Así, en 1980 ingresó a Skandia, lo cual tuvo gran incidencia en su carrera pues le permitió entrar en un mundo que era casi desconocido y con muy pocos antecedentes en el país: las fiduciarias y las pensiones. Aquí abrió un nuevo mercado, dio a conocer productos y les buscó proyección. Para él, la fiducia es una herramienta que se utiliza en momentos de crisis o de mucha bonanza. Lo interesante es que es un medio para entrar en los negocios que van a ser determinantes en el futuro. Hoy, las fiduciarias han evolucionado convirtiéndose en un negocio en el que todos quieren estar, pero solo permanecerán los que tienen más experiencia, dan las mejores soluciones y van más allá.Además de ser un experto en análisis financiero sofisticado, en conocer las mejores inversiones y en tener desde Alianza Fiduciaria la responsabilidad de administrar el capital, resultado del esfuerzo de muchas personas, Trujillo tiene una amplia visión empresarial y organizacional. Siempre está pensando en nuevos negocios y oportunidades y en formas de invertir eficientes y que generen valor. Esto trata de difundirlo en sus empleados y aspira a que Alianza Fiduciaria sea una empresa generadora de futuros empresarios. Para Trujillo, la clave es "tener una compañía que no se limite a ser seguidora, sino que establezca las reglas en todos los negocios". Esto implica tomar riesgos y no parar de cuestionarse. Desde Alianza, Trujillo ha buscado crear una empresa donde "cada quien es responsable, tiene una misión y lucha por lograrla". Esto lo lleva a tener una visión de organización en la cual la clave es mucha libertad, bajo nivel de formalismo, transferencia de información, rápidos niveles de innovación y toma de decisiones. Esto es tal vez la clave de esta compañía cuyo reto ha sido "hacer que las cosas sean posibles, buscando siempre opciones exitosas".
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.