| 5/28/2004 12:00:00 AM

Oswald Loewy

Con su liderazgo y personalidad, posicionó su empresa como una de las dos mejores marcas mundiales en la industria de globos para decoración profesional.

Este barranquillero es un empresario de talla mundial. Sempertex, la firma que preside, es la sexta del mundo por ventas en su categoría.

Cuando se le pregunta por los países a los que exporta, Loewy nombra con más facilidad los sitios donde no vende; el 60% de su producción diaria -cercana a los 3 millones de globos- llega a los cinco continentes en 64 colores distintos, una de las paletas de colores más extensas en la industria.

Es un ciudadano del mundo, diestro en el manejo de cifras, normas y cultura de los países adonde exporta. En esto, su ancestro ayuda. Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, la familia Loewy llegó al país proveniente de Austria. Emil Loewy, el padre, fundó la empresa dedicada a la industria del caucho. Desde 1964 opera con el nombre Sempertex, una fusión entre la palabra en latín semper, que significa siempre, y tex, de látex. Oswald tuvo que interrumpir sus estudios de ingeniería química y se vinculó a la empresa en 1978. Decidió entonces estudiar administración en la jornada nocturna de la universidad Autónoma del Caribe y luego realizó programas de alta gerencia dentro y fuera del país.

Muy joven, participó en el plan que enfocaría a la empresa en el negocio de los globos hasta alcanzar el desarrollo tecnológico que hoy le permite construir sus propias plantas y equipos.

Desde la presidencia lidera la estrategia, los procesos y el desarrollo internacional. Loewy, que habla inglés y alemán, viaja constantemente para explorar mercados, establecer relaciones o asistir a ferias internacionales.

Dice que la compañía está diseñada para competir y que para ello debe enfocarse en los detalles. Por eso, el 80% de su equipo está integrado por mujeres, argumenta. En su negocio principal -globos para la decoración profesional-, se ciñe a los más exigentes estándares de calidad, los mismos que emplea para los productos de fiestas infantiles en el mercado colombiano.

No le preocupan los procesos de integración regional; al contrario, los ve como una oportunidad para consolidar a Sempertex, que ya puso la semilla en donde quiere estar hace años. Su meta es aprovechar el TLC para fortalecerse en Estados Unidos. China también lo atrae, allí está presente en la cadena de hipermercados Lotus con base en Shangai. "China tiene un potencial infinito, ellos son expertos en lograr los precios más bajos, nosotros en fabricar los mejores productos. Mientras ellos piensan cómo alcanzarnos, nosotros ya nos estamos alejando", argumenta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?