Mauricio Alvarez

| 12/7/2001 12:00:00 AM

Mauricio Alvarez

Una prueba más de que la perseverancia, la gente y la calidad son las herramientas para alcanzar el mercado internacional.

Cargo



Gerente general de Electroporcelana Gamma S.A.



Educación



Ingeniero químico de la Universidad de Antioquia.



Trayectoria



1964-1967, integrante del departamento de ventas de Industrias Químicas Proco S.A.

1967-1974, gerente de planta de Industrias Químicas Proco S.A.

1974-1983, gerente de Ceramita S.A., Cerámica Sabaneta y Pisos Cerámicos Ceramita S.A. en Sopó, Cundinamarca (Grupo Corona).

1983-1989, gerente general de Mancesa (Grupo Corona).

Desde 1989, gerente general de Electroporcelana Gamma S.A.



Status



Casado desde hace 34 años, tiene dos hijos.





Con más de 28 años de experiencia en la industria ceramista de Colombia y 12 a cargo de la gerencia general de Electroporcelana Gamma, Mauricio Alvarez Cock ha creado una cultura de la calidad, que no solo le ha permitido a la empresa participar con éxito en los mercados internacionales, sino que la acaba de convertir en ganadora de la más reciente versión del Premio Colombiano a la Calidad, otorgado por el Gobierno Nacional en octubre de 2001.



En una clara alusión al amanecer del nuevo siglo, "Alborada 2000" es el proceso de implantación de calidad que a partir de 1989 comenzó a desarrollarse en Electroporcelana Gamma, bajo el liderazgo de Alvarez y que hoy llena de orgullo a sus 252 trabajadores: "esto no se hace de un día a otro, ni de una semana a otra, ni de un mes a otro, llevamos 12 años y todavía estamos abriendo camino".



La exitosa implantación de un negocio basado en la calidad les permitió ser reconocidos como un ejemplo no solo de calidad nacional sino internacional, puesto que el modelo ha sido copiado por compañías internacionales del sector como IUSA en México.



Los retos afrontados por la gerencia de Electroporcelana Gamma no pueden más que labrarse en un retablo cerámico. Esta empresa, la única productora del país de aisladores eléctricos en porcelana para la industria energética, sobrevivió a las exigencias de un mercado libre de aranceles a partir de 1991 con decisiones contundentes: definir una estrategia, determinar una estructura y crear una cultura que les permitiera obtener ventajas competitivas. Todo el planteamiento se enmarcó en el proceso de Alborada 2000 que ese momento llevaba 3 años en la empresa.



Convencido de que el crecimiento de la compañía se alcanza más allá de las fronteras nacionales y ostentando una excelente calidad medida con un índice de reclamos por debajo del 0,01% de las ventas, Alvarez Cock le apuntó al mercado estadounidense, el cual demanda más del 30% de las exportaciones de la empresa. El 75% de la producción actual está comprometido para las exportaciones, mientras en 1989, cuando comenzó Alborada 2000 y llegó la nueva gerencia, exportaba apenas el 30%.



Alvarez lideró, con apoyo de la Comisión Federal de Electricidad de México, la obtención del Certificado de Calidad ISO 9002 en 1997, dándole un gran empuje a la conquista de los mercados internacionales. En la actualidad, disfruta de un posicionaminto en Estados Unidos, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Centroamérica.



En enero del 2001 y después de 2 años de conversaciones, Alvarez cerró uno de los negocios más importantes de la última década. Un contrato por 3 años en el que su empresa se compromete a complementar el portafolio de Lapp Insulator (una de las empresas de energía más grandes de Estados Unidos y cuyas ventas anuales son mayores a los US$80 millones). "En el momento estamos esperando los resultados de una licitación con Unión Fenosa de España, para proveer de productos a los países latinoamericanos donde operan: entre 53 competidores ya estamos entre los 5 finalistas".



Finalmente, una cosa es clara para Alvarez: el éxito y los legados obtenidos hasta ahora por el proceso Alborada 2000 no serían lo mismo si no fuera por la gente: "cada uno de los empleados de la planta se adueñó del premio, porque finalmente fue y seguirá siendo un triunfo de todos".



En breve



1. ¿Cuál fue el principal reto que afrontó cuando entró a la gerencia de Gamma?



La apertura económica, que se inició en febrero de 1990, pues hubo liberación de aranceles, y la compañía se cerraba o se volvía más efectiva. Sobrevivimos

todo esto con el apoyo

de Alborada 2000.



2. ¿Cuál es la ventaja competitiva de la compañía?



El proceso de calidad Alborada 2000, el cumplimiento en las entregas y el acompañamiento y fidelización de nuestros clientes, durante todo el proceso de venta y posventa.



3. ¿Qué caracteriza su labor gerencial?



La coherencia entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace y, obviamente, con lo que se siente.



4. ¿Qué viene para el futuro en Electroporcelana Gamma?



La ampliación de la producción para extender el mercado de exportación hacia Europa e incursionar en Singapur, donde hicimos un intento y nos fue bien; pero no pudimos seguir atendiendo ese mercado por falta de capacidad.



5. ¿Qué le ha enseñado su vida profesional?



La importancia en la comunicación: tenemos

una boca y dos oídos, porque se debe hablar una vez y oír dos veces.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.