Martha Silva

| 5/11/2001 12:00:00 AM

Martha Silva

De su mano, la Fiduciaria Bogotá se ha consolidado como una de las compañías más innovadoras y de mayor crecimiento en el sector.

Cargo



Presidenta de Fiduciaria Bogotá.



Educación



Doctora en Ciencias Económicas y en Ciencias Jurídicas de la Universidad Javeriana (1979). Maestría of Law, Harvard University (1981). International Program, Harvard University (1983). Administración de Empresas en Economías Globalizadas de London School of Economics (1995).



Trayectoria



1983-1985 Consultora internacional de Naciones Unidas. 1987-1990 Vicepresidenta de la Asobancaria. 1991 Consultora Corporación Andina de Fomento.



1992-1993 Presidenta de Leasing Porvenir.



1993-1996 Representante para Colombia del Banco Unión de Venezuela.



Status



Casada, dos hijos.



Todo estaba previsto para el lanzamiento. Habían invitado 500 mujeres y esperaban la asistencia de, por lo menos, unas 300. Pero esa noche, superando cualquier expectativa, aparecieron 470 en el Metropolitan Club de Bogotá. Hubo entonces que acondicionar de emergencia otro salón para darles cabida a todas ellas. La sorpresa fue grande porque se trataba del lanzamiento de un paquete de productos fiduciarios y financieros para la mujer, por parte de la Fiduciaria Bogotá, Fidubogotá.

Esa masiva asistencia, registrada el pasado 8 de marzo, sirvió para confirmar lo que desde hacía varios meses venía sosteniendo Martha Juliana Silva de Ricaurte, presidenta de Fidubogotá, en el sentido de que las mujeres conforman un nicho que estaba desatendido por el sistema financiero, cuando en realidad ellas representan el 52% de los consumidores del país y son ellas quienes toman en gran medida las decisiones financieras del hogar. Por esta razón, Silva creó una estrategia de mercadeo dirigida exclusivamente a las mujeres.



Precisamente, esa visión para descubrir productos que satisfagan las necesidades de un nicho específico del mercado ha sido en gran parte la clave del éxito de Silva desde su llegada a la presidencia de Fidubogotá, en junio de 1996. Desde cuando asumió el cargo (Fidubogotá ocupaba el puesto 45 entre un total de 46 fiduciarias) enfocó todo su trabajo a la creación de nuevos productos. Mientras que el resto de las fiduciarias se concentraron en los fondos comunes ordinarios, ella se la jugó por los fondos comunes especiales.



Así nacieron el fondo Común Premier, el Fondo Común Especial Rentadólar y el Fondo Educativo Surgir, entre otros. Este último es considerado hoy como el de mayor volumen manejado por una entidad financiera en el país y vale más de $100.000 millones.



Los resultados de su estilo innovador se reflejan en los balances de la compañía. Al comienzo de su gestión, la fiduciaria administraba activos de fideicomisos por $13.000 millones, mientras que hoy ascienden a $1,2 billones. Así mismo, sobresale el hecho de que la compañía ha logrado mantener un crecimiento operacional superior al 100% anual. Fidubogotá se ha convertido así en la fiduciaria con el mayor número de fondos especiales propios (5), que le permiten administrar fideicomisos de inversión por un valor de $850.000 millones. Hace 4 años dichos fondos ascendían a solo $11.000 millones.



En estos cuatro años, la Fiduciaria Bogotá pasó de ser la entidad más pequeña del Grupo Aval a convertirse en una de las principales del mercado fiduciario.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.