Luis Guillermo Plata

| 6/13/2003 12:00:00 AM

Luis Guillermo Plata

Organizó la mayor rueda de negocios del país, con ventas iniciales de US$10 millones. Ahora el reto es hallar la vocación exportadora nacional.

Cargo

Presidente de Proexport Colombia, desde agosto de 2002 a la fecha.

Educación

Administrador de Empresas, Universidad de Arizona. 1991 MBA, Universidad de Harvard. 1998

Trayectoria

Director ejecutivo, campaña presidencial Alvaro Uribe Vélez. 2002. Cofundador de Simplexis, empresa de soluciones de comercio electrónico, con sede en San Francisco, California. 1999-2001. Consultor de McKinsey & Co. para la región andina. 1998-1999. Gerente de servicios de promoción, Proexport Colombia. 1996. Representante de Proexport en Asia Oriental. 1993-1996 Segundo Secretario, sección comercial de la Embajada de Colombia en Tokio. 1991-1993.

Status

Casado.



"La tarea es maletear. Hay que buscar los clientes, conocer los mercados, sus exigencias y vender". Esta es una consigna que Luis Guillermo Plata, presidente de Proexport, ha seguido durante su vida. Es un colombiano con 'corazón de gitano', que ha trabajado moviéndose por el mundo.

Así empezó su carrera hace unos 11 años, cuando llegó a Japón. Trabajó en la Embajada de Colombia en ese país y luego dirigió la oficina comercial de Proexport en Tokio y Taipei. Llegó a Colombia en 1996, como gerente de servicios de esa entidad y luego incursionó en el negocio de internet -con una empresa prestadora de servicio de e-commerce en Estados Unidos, de la que fue su fundador- y volvió, desde el año pasado, a Proexport, pero esta vez como su presidente.

Aunque su vida profesional ha estado enfocada en el comercio exterior, su paso por la consultoría -desde McKinsey & Co.- y con su propia empresa, Simplexis, lo llevó a entender que se tienen que exigir resultados y que las gestiones se deben medir.

Cuando llegó el año pasado a Proexport, transformó el modelo de operación de la entidad, donde hoy los resultados son el pilar de la gestión. Es decir, las oficinas comerciales en el mundo asumen la responsabilidad por el cierre de los negocios.

Al final de 2002 e inicio de este año, tuvo que hacerle frente a una de las mayores dificultades: la caída del mercado venezolano, que el año pasado fue de casi el 35% y que en el primer trimestre de 2003, bordeó el 70%.

Era necesario diseñar un plan de choque que les diera a los empresarios la oportunidad de recuperar las ventas. Proexport identificó posibilidades de negocios en Centroamérica, México y el Caribe, y buscó compradores en esos países. Por eso, el pasado 3 de junio, Plata no podía ocultar su satisfacción. Durante dos días reunió en Cartagena a más de 340 compradores de esos países y a cerca de 800 empresarios colombianos que realizaron más de 6.000 contactos de negocios.

Los resultados preliminares fueron interesantes. En esos días, las ventas superaron US$10 millones; pero más allá de la cifra se sembró una relación de negocios que le podría permitir a Colombia ampliar nuevos mercados.

De hecho, la apuesta puede dar resultados. Según Plata, el año pasado, Colombia exportó hacia Centroamérica, el Caribe y México productos y servicios por US$1.131 millones, solo el 0,4% del total importado por esos países. "Si llevamos la participación en esos mercados en el corto plazo al 1%, significarían ventas adicionales por más de US$1.700 millones", agrega.

Después del éxito que alcanzó con la gigantesca rueda de negocios en Cartagena, Plata busca en el corto plazo posicionar los productos colombianos en esos mercados, pero su mayor reto es encontrar para Colombia una verdadera vocación exportadora que potencie al país y le dé ventajas competitivas. "Hacemos un poco de todo. La tarea es construir y desarrollar una verdadera vocación exportadora", puntualiza.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.