| 2/20/2004 12:00:00 AM

JULIAN DOMINGUEZ

En cuatro años como presidente de la Cámara de Comercio de Cali, ha convertido esta entidad en líder del desarrollo social y empresarial de la región.

Julián Domínguez tomó hace cuatro años las riendas de la Cámara de Comercio de Cali, en un momento en que los caleños habían perdido la confianza en su propia capacidad para sacar adelante nuevas ideas. Hoy, los resultados de su gestión son más que satisfactorios. La representación gremial pasó de 667 a 5.200 afiliados, y mientras en 2000 el 90% de ellos correspondía a grandes y medianas empresas, en la actualidad el 96% son micro, pequeñas y medianas.

Es un convencido de la planeación estratégica y los resultados de su plan "Unión, compromiso y acción" muestran su éxito en este frente. La Cámara de Comercio impulsó la realización de 898 contactos comerciales en el último año para empresarios de la región. Mediante la promoción de la Ley 550 salvó 1.027 empleos para los vallecaucanos.

Gracias a su obstinación, lideró el programa "Vuelve al río, Cali", que quiere rescatar al río como centro de actividad, símbolo de unión y laboratorio de trabajo social para desplazados, pandilleros y madres cabeza de familia. En este proyecto se han invertido $2.000 millones, los cuales consiguió de agencias internacionales y de la Red de Solidaridad Social, entre otras.

Como miembro de la junta directiva de Metrocali, Domínguez participó en las negociaciones para que la Nación refinanciara ese sistema de transporte público. Además, participó activamente en el diseño de un acuerdo que podría salvar la empresa de servicios públicos Emcali, que está próximo a ser suscrito por sus acreedores.

Su trabajo también se ha reflejado en la Cámara. Esta fue la primera entidad de este tipo certificada con la ISO9001:2000 y la Superintendencia de Industria y Comercio la clasificó en segundo lugar en desempeño (servicios, tecnología, estructura administrativa y financiera) entre todas las cámaras del país.

Julián Domínguez aún no está conforme. Se desvela cuando piensa lo que falta por hacer en la ciudad y lo mucho que debe ejecutar como presidente de la Cámara. Su mayor desafío es generar confianza en el trabajo de equipo tanto en la ciudad como en la región. Para lograrlo cuenta, como hasta ahora, con lo que él considera su mayor apoyo, su esposa y su familia, con quienes tiene el compromiso de aprender a disfrutar el tiempo con calidad, uno de los pocos propósitos que aún no ha alcanzado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?