| 8/18/2006 12:00:00 AM

Juan Pablo Consuegra

Como director andino para pyme y socios de negocios de Microsoft, recibió de la compañía las distinciones a la contribución sobresaliente y al mayor crecimiento en la operación de América Latina. Uno de los negocios que se destaca es el de canales de distribución que aumentó en 40%.

El año pasado, Juan Pablo Consuegra asumió el cargo de director andino de Microsoft con dos grandes retos, ampliar los canales de distribución y desarrollar la línea de nuevos negocios de las pyme. En menos de un año, Consuegra logró excelentes resultados y por esto se hizo merecedor del reconocimiento a la contribución sobresaliente y al mayor crecimiento en la operación de América Latina. Bajo su dirección, la piratería del software ilegal disminuyó en 26%, mediante campañas sobre el beneficio de ser legal; más de 2.000 medianas empresas invirtieron en tecnología para desarrollar sus compañías, lo que hizo que la inversión creciera en 16% en número de clientes con respecto a 2004.

Consuegra es ingeniero civil de la Universidad de los Andes y tiene un MBA en el Inalde de la Universidad de la Sabana, en donde es profesor. En 1995 se graduó de la universidad y se trasladó a Cali, Valle. En esta ciudad trabajó durante dos años y medio en Construdata Limitada, una firma de tecnología e infraestructura para construcción. En esta compañía era el responsable de ventas y servicio al cliente del suroccidente, el Eje Cafetero y la Costa Atlántica. Esto le permitió aprender sobre mercadeo, canales de distribución y manejo de personal. En 1997, después de varios intentos fallidos ingresó a Microsoft a la gerencia de desarrollo de canales de distribución y tuvo un cumplimiento de 110%. Al año y medio, pasó a la gerencia de mercadeo de canales en donde el programa de socios certificados tuvo un crecimiento de 50%. En 1999, se trasladó a Venezuela para desarrollar el negocio en la región andina. En este cargo se ganó el premio a la mejor práctica mundial por el programa que desarrolló para capacitación de gerentes. A los dos años, se convirtió en el encargado de ventas y mercadeo para las pyme de la región. En 2004, regresó a Colombia a ocupar el mismo cargo en que logró que el negocio creciera en 25%. Desde el año pasado es el director andino de pyme y socios de negocios.

Para este bogotano, parte de su éxito es rodearse de un equipo de gente responsable, comprometida y que tenga la actitud para tomar riesgos y asumirlos. "Soy un constructor porque me involucro en la creación de cada nuevo proceso y después dejo libre a mi equipo para que aplique su creatividad y criterio". Además, Consuegra está convencido de que el marketing de escritorio no sirve. "Para poder aplicar las estrategias regionales en el nivel local, hay que salir a la calle y ver qué es lo que demandan los consumidores", agrega.

A sus 35 años, su principal reto es lograr que un millón de pyme se involucre en el negocio de la tecnología y que los canales de distribución encuentren en Microsoft el mejor socio estratégico. En el largo plazo, quiere ascender dentro de la compañía. Su sueño es tener una familia grande y seguir en la academia para poder transmitirles a los jóvenes todo su conocimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?