| 10/4/2003 12:00:00 AM

Juan Felipe Posada

Al frente de Estra durante 18 años, este ejecutivo ha liderado el proceso de innovación e internacionalización de la empresa.

Cargo

Presidente de Estra.



Educación

1966 Ingeniería Civil de la Escuela de Minas de la Universidad Nacional.



Trayectoria

1967 Asistente de presidencia Estra.

1985 Presidente Estra.

Miembro de la junta directiva de Acoplásticos.



Status

Casado, 3 hijos.



Con la filosofía de que el éxito depende de trazarse objetivos claros y prepararse para el cambio, este paisa ha liderado el crecimiento y transformación de Estra, que elabora productos plásticos, convirtiéndola en una empresa innovadora que crece anualmente más del 10% y compite con éxito en mercados internacionales exportando cerca de US$1,5 millones al año.

La historia de Posada ejemplifica el sueño de muchos empleados que poco a poco construyen para luego cosechar los frutos de su trabajo. En 1967, recién graduado de Ingeniería Civil, entró a trabajar a Estra como asistente de la presidencia. Lentamente, desde su cargo fue aprendiendo de las diferentes áreas del negocio, hasta asumir en 1985 la dirección de la empresa.

Al frente de Estra, Posada ha emprendido un profundo proceso de transformación con el propósito de prepararla para enfrentar el reto de la globalización. "Luego de la apertura, entendimos que si queríamos seguir creciendo teníamos que desarrollar una cultura de innovación que nos permitiera darles valor agregado a nuestros productos", afirma. Así, estableció departamentos formales de diseño, investigación y desarrollo de productos que constantemente monitorean el mercado y buscan anticiparse a sus tendencias y necesidades. Hoy la empresa introduce al año cerca de 15 moldes mientras que el promedio de la industria es 5 y, en total, produce más de 1.200 referencias.

Así mismo Posada, convencido de la necesidad de internacionalizar la empresa, emprendió la modernización de la planta de Estra y la elaboración de alianzas estratégicas con firmas internacionales como Rubbermaid y Orbis. Gracias a ello, hoy Estra cuenta con el soporte de los departamentos de investigación y desarrollo de esos gigantes y produce algunas de sus referencias para el país. Esto ha permitido diversificar la oferta de productos de la empresa, que pasó de ofrecer únicamente productos plásticos a productos de vidrio, accesorios y artículos metálicos.

El secreto de los buenos resultados de Estra son todos estos esfuerzos y la convicción de que los empleados desarrollan su potencial al confiar en ellos y capacitarlos. Hoy la empresa vende cerca de $50.000 millones anuales. Y a pesar de importar la mayor parte de su materia prima, ha generado suficiente valor agregado en sus productos para exportar el 10% a República Dominicana, Puerto Rico, Ecuador y Perú.

La meta de Posada es lograr que la empresa consolide el proceso de innovación que ha emprendido y se embarque con éxito hacia un futuro más competido. "La empresa acaba de celebrar 50 años de su creación. Tenemos que ser capaces de evolucionar y seguir por muchos años más", concluye.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?