| 10/31/2003 12:00:00 AM

Juan Alberto Castro

Ha sabido aprovechar la historia de Legis en producción de contenidos con las oportunidades que brinda la tecnología, para proyectar la firma.

Cargo

Presidente Legis



Educación

Derecho, Universidad Javeriana 1986

Gerencia financiera, Universidad Eafit.



Trayectoria

1987-1993, Carvajal S.A., en diferentes cargos del área comercial. También fue gerente comercial de Carvajal de Venezuela, con sede en Caracas.

1993-1998, gerente general de Sodexho Pass en Colombia.

1998 a la fecha, presidente de Legis.

Miembro de juntas directivas de Corporación Excelencia en la Justicia y Cámara Colombo Mexicana, así como de varias empresas del sector privado.



Status

Casado.



Cada semana entraba en pánico al saber que una nueva empresa estaba ofreciendo gratis sus servicios de internet. No obstante, Juan Alberto Castro mantuvo su decisión de cobrar por la información jurídica de Legis, sin importar que estuviera luchando contra la corriente. Cinco años después, mientras muchas de esas empresas que lo desvelaron tuvieron que cerrar o reducirse a su mínima expresión, el 15% de las ventas de Legis se hace en medios electrónicos, y el portafolio incluye nuevos productos como información en recursos humanos, construcción y comercio exterior.

"La apuesta fue capitalizar la exitosa historia de Legis, pero sumarle nuevas y mejores prácticas para ser más competitivos y, sobre todo, aprovechar la tecnología para que sumada a los contenidos les ofreciera a los clientes herramientas útiles y diferenciadoras", explica Castro. Tener ese norte claro le permitió mantener su modelo en un momento en que cobrar por el servicio de internet era una locura. "Nos salvó la cultura de saber que la información tiene valor, y haber cobrado siempre por ella", puntualiza.

Castro tiene claro a dónde quiere llegar y obra en consecuencia. Así ha sido en su vida de ejecutivo, pero también en la de empresario, y en ambas ha probado su temple en los últimos 5 años, como el resto de sus colegas, para sacar adelante en uno de los peores momentos de la economía colombiana tanto a la empresa que dirige como a la empresa de la que es socio.

Los resultados son dicientes. Entre 1997, un año antes de llegar a la presidencia de Legis, y 2002, el Ebitda de la compañía ha crecido 35,7% en términos constantes, la utilidad neta 30,8% y la operacional, 16,5%.

Castro no solo diversificó el portafolio de la compañía, sino que cambió la cultura de Legis de una empresa con vocación internacional pero cerrada a tener socios, a una empresa que ha crecido a punta de alianzas y de adquisiciones.

Legis compró Icono Multimedia, firma desarrolladora de e-business; Construdata, de información sobre construcción y Tribuna Médica. Además, se alió con Microsoft para ser su distribuidor en ventas al detal en Colombia. Esto permitió que Colombia fuera el segundo país de América Latina, después de México, donde Microsoft lanzó su Xbox.

Además, ha logrado cambiar la cultura interna de la compañía, y enfocarla al trabajo en equipo. El que Legis haya pasado de tener divisiones a unidades estratégicas de negocio, no es solo un cambio de nombre, sino que es un reflejo de su filosofía.

Y en el caso de Leños y Xilvestre, los restaurantes que adquirió con sus socios en 1998, creó una cadena que hoy tiene 11 puntos de venta en Bogotá. A Castro dos cosas lo hacen feliz. Ser empresario pequeño y ser ejecutivo. A juzgar por la historia, esa felicidad que le producen sus dos pasiones también se refleja en resultados y crecimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?