| 10/15/2005 12:00:00 AM

José Fernando Montoya

Como presidente de Hocol ha hecho inversiones de US$100 millones en los últimos cinco años. En 2005 se completarán cuatro pozos exploratorios y el levantamiento sísmico de cientos de kilómetros en distintas cuencas de interés.

José Fernando Montoya está preparando a su empresa para la más significativa expansión en toda su historia. Este año, Hocol es la primera compañía privada de exploración de hidrocarburos en Colombia, por número de pozos exploratorios perforados, capital expuesto, superficie cubierta y prospectividad integral puesta a prueba. De ser exitosos, estos emprendimientos agregarían más de 1.000 millones de barriles de nuevas reservas al país.



En la producción nacional de petróleo, Hocol es la compañía que más capital de riesgo ha invertido en exploración en los últimos tres años, según analistas internacionales, y es el cuarto operador privado en Colombia, por el tamaño de activos. Hoy la empresa tiene operaciones que van desde el valle superior del Magdalena y los Llanos, en Colombia, hasta el Lago de Maracaibo, en Venezuela.



Montoya trabaja en 17 contratos. En Colombia con uno en concesión, uno de producción incremental, uno de asociación, cinco de asociación no operados y siete de operación, y dos convenios en el Lago de Maracaibo, en Venezuela. Hoy la empresa evalúa más de 10 oportunidades distintas.



Montoya es ingeniero químico de la Universidad Nacional. A los dos años de graduarse, fue seleccionado para trabajar con Shell Colombia. Ahí empezó como representante de ventas y llegó a gerente del downstream para Paraguay. En Hocol lleva ocho años. Su primer cargo fue de gerente de Desarrollo de Nuevas Oportunidades, después fue vicepresidente financiero, y ascendió a jefe operacional en donde logró que la compañía tuviera acceso al financiamiento local, al tiempo que abrió el sector de hidrocarburos para el sector financiero.



Desde enero de 2004 se convirtió en el presidente de esta empresa.

"La organización que presido se ve a sí misma como una empresa con un compromiso público que va más allá de su entorno de operaciones. Por este comportamiento, para instituciones como el SEKN (Social Enterprise Knowledge Network) y el BID, Hocol es un referente de compañía que asimila el desarrollo sostenible de la sociedad en sus estrategias empresariales", afirma Montoya.



Para este ingeniero, el éxito de Hocol proviene de las destrezas y competencias de todo el capital humano vinculado, y de la habilidad para movilizar el conocimiento y la experiencia entre sus empleados y contratistas.



A sus 52 años su reto es ser en 2015 el mayor operador de hidrocarburos independiente de las Américas, con un valor de capitalización de US$2.000 millones, mediante alianzas sostenibles con todos los accionistas de la compañía. "La mirada al futuro no es para identificar lo que tenemos que hacer, sino lo que queremos ser", asegura este bogotano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?