| 10/30/1998 12:00:00 AM

Jorge E. Giraldo

Los avisos electrónicos de Publik les miden el pulso a los colombianos.

Cargo

Presidente Publik

Reto

Convertir la esquina de la 122 con 15 de Bogotá, para el año 2000, en la Times Square colombiana, interconectada con Nueva York, Londres y Tokio.

Talento

Ingenioso, práctico, calidad humana, emprendedor.

Educación

Tecnólogo electricista con especialidad en electrónica digital de la Universidad Tecnológica de Pereira.

Trayectoria

Ha dedicado toda su vida

profesional a esta empresa que creó en 1974

Status familiar

Casado, dos hijos.



Innovar y ser útil: ésa ha sido la clave del crecimiento de Publik, la empresa que ha redefinido el negocio de los avisos callejeros en Colombia. Bajo la dirección de Jorge Giraldo, Publik ha amarrado, con éxito, la publicidad callejera a la difusión de información llamativa y práctica para la gente.



Ahora un aviso es una herramienta que sirve para enterarse de las noticias, la hora, la temperatura, el nivel preciso del ruido y la contaminación o, como en el caso del que está en Unicentro en Bogotá, del numero de días, horas, minutos y segundos que faltan para que empiece el nuevo milenio.



Giraldo era un destacado alumno de la Universidad Tecnológica de Pereira, pero los tiempos difíciles lo obligaron a estudiar y trabajar. Mientras era monitor empezó a trabajar como electricista en Volkswagen. Cuando terminó la carrera se asoció con dos profesores de la facultad para crear Publitronik, una empresa que fabricaba lámparas. Operando en Risaralda, poco a poco descubrieron el potencial de la mezcla de luz, publicidad e información cotidiana, con unos avisos electrónicos que daban la hora o los números ganadores de la lotería.



Las empresas empezaron a interesarse en los novedosos avisos y Giraldo, que se había quedado solo por el retiro de sus socios, empezó a abrirse camino en otras plazas. La primera fue Cali y su éxito fue total con 12 avisos que daban la hora, pasaban mensajes cívicos y la temperatura ambiente.



Allí nació Publik, empresa que hoy tiene instalados 300 avisos electrónicos en todo el país, con una facturación anual de US$4 millones.



Hoy los avisos funcionan en red, gracias a la tecnología celular y de beeper, y se han convertido en una ayuda para campañas cívicas de la Policía Nacional, el Tránsito, la Cruz Roja y organismos protectores de la fauna y la flora.



Pronto habrá más novedades: gracias a un enlace con la ONU, el aviso que mide el crecimiento de la población mundial ya se instaló en Medellín y pronto estará en la calle 100 con 15 de Bogotá.



Giraldo ha hecho alianzas estratégicas con empresas de varias partes del mundo para tener lo último en tecnología y en software para sus avisos electrónicos. Ya empezó a vender los avisos en color con video, ideales para estadios de fútbol, pero también para la calle. Su reto es crear en Bogotá un centro de información electrónico al estilo del Times Square en Nueva York y unirlo con los principales centros del mundo para celebrar el año 2000.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?