Ignacio de Guzmán

| 4/28/2000 12:00:00 AM

Ignacio de Guzmán

Un empresario que se le midió a la tarea de transformar uno de los sistemas de transporte más desordenados del mundo

Cargo

Director del Proyecto de Sistema Integrado de Transporte Masivo.



Educación

Abogado y economista de la Universidad Javeriana. Especialización en Derecho Laboral y Máster en Ciencia Política de la misma universidad.



Trayectoria

Gerente CIAS (Centro de Investigación y Acción Social, antiguo CINEP), (1970-1975), gerente Círculo de Obreros y Presidente del Grupo Social (1975-1985), gerente general Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo (1985-1989), presidente Consorcio Agroindustrial Colombiano (1989-1996), gerente de la Campaña de Noemí Sanín (1997).

Es el actual director del Proyecto de Sistema Integrado de Transporte Masivo.



Status

Casado, 2 hijos





De Guzmán lidera el proyecto de transporte masivo más revolucionario de los últimos años para Bogotá. Así, cuando este año se terminen de construir las tres primeras troncales, el sistema generará 660.000 viajes diarios; más del doble que todo el Metro de Medellín. Su reto es transformar por completo el sistema de transporte de la ciudad y convertirlo en una industria como tal, eficiente, rentable y con altos estándares de calidad y servicio. En otras palabras, otorgarles a los bogotanos una mayor calidad de vida y trabajar para que, entre otras cosas, dejen de viajar un promedio de dos horas y veinte minutos diarios en bus y ayudar para que el 85% de los capitalinos que utilizan el transporte público, tengan a su alcance un servicio eficiente y rápido.Sin duda, un reto de grandes dimensiones y uno al que muy pocos se le medirían. Pero esto es lo que más disfruta: "crear cosas y tener ideales para cumplir" y por encima de todo trabajar por lograr una sociedad más equilibrada. De Guzmán es un empresario con una gran trayectoria y experiencia en sectores muy diversos. Así, tomó parte en grandes desafíos como la conformación del Grupo Social y sus empresas, la adquisición del Banco de Bogotá desde la gerencia de la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo y, más recientemente, la promoción de exportaciones y además formó parte del equipo que creó las Zonas Francas en Bogotá, Cali y Cartagena. En él siempre ha permanecido un espíritu social que lo marcó desde joven. Es un "constructor" de organizaciones y afirma que "los empresarios debemos ayudar a construir un sistema político que responda a las necesidades del país." Con el proyecto Transmilenio, es la primera vez que se involucra directamente con el Estado y "aunque no es nada fácil", el trabajo por el bien común lo llena de satisfacción.Esa satisfacción y el deseo de hacer las cosas bien y con empeño lo han impulsado a lograr imposibles, como hacer que de los 22.000 buses que transitan hoy por Bogotá, 17.000 se hayan presentado a licitación, representados por tres consorcios que tienen la concesión de las tres primeras troncales del proyecto por 10 años. Como en cualquier proceso de cambio, no falta la resistencia. Para él, esto es normal. Su estrategia es oír a todos, dialogar, convencerlos con razones válidas, aprender de los demás y de su experiencia.Los retos no paran ahí. Después de concertar, vender la idea de Transmilenio y estar ahora en la etapa de construcción de la infraestructura, a De Guzmán y su equipo les queda superar otro importante reto: la reestructuración del transporte colectivo actual. Sin duda, un tema muy delicado desde el punto de vista económico y social. Transmilenio continuará su proceso de expansión hasta llegar en el año 2015 a 18 troncales, que implican una inversión total de US$2.400 millones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.