| 9/28/1998 12:00:00 AM

Hugo Fernando Valderrama

Convirtió a NCR de Colombia en un modelo de gestión administrativa soportado por un apropiado manejo del outsourcing.

Cargo

Director general de NCR

de Colombia.

Reto

Consolidar su gestión en NCR y retirarse de la empresa en dos años.

Talento

Profundo conocedor de la industria y excelente coordinador de grupos de trabajo.

Educación

Ingeniero de Sistemas de la Universidad de los Andes. Máster en Administración de Empresas, Universidad de La Salle y programa para presidentes en Harvard.

Trayectoria

Quince años de trabajo en IBM. Gerente de NCR de Colombia desde 1990.

Status familiar

Casado, dos hijos.



La venta o el cierre de NCR de Colombia parecía inevitable a comienzos de los 90. Las ventas habían caído dramáticamente, la empresa tenía el único sindicato de su sector y las demandas legales de los clientes por incumplimiento estaban en el orden del día.



La matriz estadounidense se cansó del asunto y buscó a un ejecutivo para que se encargara de vender o liquidar. El hombre seleccionado fue Hugo Valderrama.



Su experiencia de 15 años en IBM era la mejor carta de presentación. Allí tuvo una exitosa carrera que comenzó como programador de sistemas y culminó en 1989 en la gerencia de grandes negocios en Colombia. Había obtenido varios premios como reconocimiento a su labor, como el mejor administrador de un departamento de sistemas y el mejor vendedor de computadores y equipos de oficina en 1984, por lo que recibió la orden de Mercurio otorgada por Diriventas.



Valderrama decidió asumir la gerencia de esta empresa que nadie quería. Después de empaparse de la situación, su visión de negocios le dijo que NCR podría salvarse y comenzó a ponerles la cara a los empleados y a los clientes para convencerlos de que entre todos podrían salvar la empresa. Los dueños lo apoyaron, algunos empleados desertaron y en menos de seis meses el sindicato se disolvió.



Creó una cultura de trabajo y convivencia. Les enseñó a los empleados a manejar los conceptos de la administración moderna, en que cada persona que trabaja en una empresa está en función del cliente. Llevó a NCR a incorporarse a las tendencias de avanzada, concentrando el esfuerzo en las verdaderas fortalezas competitivas.



Hoy, por ejemplo, NCR trabaja con más de 180 proveedores de outsourcing y logra excelentes resultados en servicio al cliente, mantenimiento de equipos y desarrollo de soluciones integrales de informática, entre otras áreas. El outsourcing le permite a NCR expandirse o contraerse según las necesidades del mercado.



Valderrama recibió una empresa que vendía US$9 millones anuales y la convirtió en un líder que vende US$60 millones al año, con índices de satisfacción de clientes y proveedores del 90%. NCR de Colombia pasó de ser la oveja negra de Latinoamérica a igualar a divisiones gigantes como las de México o Brasil. En Colombia tiene el 90% del mercado de cajeros automáticos.



Valderrama ha escrito tres libros en los que explica su filosofía de administración y que han tenido alta aceptación en el mercado. Es mucha la gente que quiere aprender cómo convertir una empresa fracasada en un modelo de gestión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?