| 2/18/1998 12:00:00 AM

Efraín Forero

El presidente de Davivienda se anotó uno de los mayores éxitos de su carrera el año pasado. En 1998 viene la consolidación.

Cargo

Presidente Davivienda

Futuro

Consolidar la transformación en banco y fortalecer operaciones en Venezuela.



Talento

Trabajo en equipo para el logro de metas comunes.



Educación

Ingeniero Industrial de la Universidad Javeriana. Especialización Ingeniería Industrial de la Universidad de Michigan. Especialización en Banca Universidad de los Andes.



Trayectoria

Entró a Seguros Bolívar en 1976. Trabajó en organización y métodos y luego en la parte financiera. Ocupó la presidencia de Delta Bolívar y en 1990 fue nombrado presidente de Davivienda.



Status familiar

Casado, dos hijos.



Le dicen el 'Zipa', como al famoso ciclista que ganó cinco vueltas a Colombia. Y el apodo le viene bien, pues Efraín Forero ganó dos carreras de las grandes el año pasado. Una, cuando lideró el proceso que convirtió a Davivienda en banco y demostró su liderazgo entre las entidades fiancieras. Y dos, cuando en competencia contra 15 candidatos internacionales, logró comprar por US$57 millones el Banco República de Venezuela.



Forero es en extremo tímido, le disgusta ser el centro de atención y odia las entrevistas. Cuando se le pregunta por el secreto de su éxito, explica que su llegada a la presidencia de la 'casita roja', en 1990 se debió a "cosas de la buena fortuna". Otros no están de acuerdo y lo califican de genio de las finanzas. Cuando escucha esto, Forero protesta, dice que sólo es un profesional que maneja bien los conceptos y pide que no lo llamen así "porque me hacen ver como un nerd".



Es posible que no sea un genio, pero todos le reconocen su capacidad de trabajo, su visión macro de los problemas y su talento para manejar gente, promover objetivos comunes y lograr resultados. Durante su gestión, Davivienda ha consolidado una posición de liderazgo, con dos millones de clientes, 150 mil tarjetas de crédito y 30 mil cuentas corrientes.



Hasta hace pocos años la idea de convertirse en banco era impensable, afirma. "Pero lo que se ha logrado se debe a que nos hemos atrevido a soñar", dice. "La junta directiva y los socios le metieron la mano al asunto, y aquí estamos". Ahora no hay marcha atrás. Para mantenerse al día en tecnología, invirtió US$35 millones en 1997 y hará una inversión similar en el 98, para desarrollar los canales virtuales y los centros de servicios que permitirán a los clientes dejar de ir físicamente al banco. Davivienda tiene hoy un centro telefónico las 24 horas que recibe más de dos millones de llamadas al año y canaliza un 5% de las operaciones. La meta es duplicar o incluso triplicar este porcentaje en pocos años.



A pesar de ser el hombre de la visión estratégica, Forero es también obsesivo del detalle. No es raro verlo en una oficina escogida al azar, conociendo de primera mano y en el terreno la clase de atención que reciben sus clientes. Su visión se resume en pocas palabras: "mejor servicio, más oficinas, más cajeros automáticos, menos procesos".



Efraín Forero dice que no sufre de estrés, a pesar de tener jornadas de más de 12 horas. Es un hombre atípico en su medio. Poco caso le hace a las relaciones públicas. No va a cocteles y no se preocupa por su imagen. En cambio, se concen-tra en lo que es la filosofía de su empresa: tratar bien a la gente y hacer las cosas al derecho. Tampo-co proviene de los grupos tradicio-nales sino que tiene otra hechura. Su claridad de conceptos ubican a este ejecutivo de 42 años, que prefiere la tranquilidad de su finca a cualquier otro sitio en el mundo, en el pelotón de los mejores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?