Deyana Acosta Madiedo

| 3/21/2003 12:00:00 AM

Deyana Acosta Madiedo

Desde la fundación Protransparencia, esta abogada barranquillera se ha convertido en la veedora por excelencia de su tierra natal.

Cargo

Directora ejecutiva de la Fundación Probidad y Transparencia del Atlántico.

Educación

Abogada, Universidad del Norte (Barranquilla). Especialización en gestión pública, Universidad de los Andes. Maestría en administración local, Universidad Autónoma de Barcelona (España).

Trayectoria

Directora ejecutiva de la Lonja de Propiedad Raíz de Barranquilla (1988-1990). Jefe división oficina jurídica de la Superintendencia Nacional de Salud en Bogotá (1993-1994). Directora (e) del programa de Sistemas Municipales de Salud (1996-1997). Directora nacional de Descentralización y Desarrollo Territorial del Ministerio de Salud (1996-1997).



La corrupción siempre le ha preocupado, sobre todo desde que asumió la dirección ejecutiva de la fundación Protransparencia hace tres años. Desde entonces, Deyana Lucía Acosta-Madiedo se dio a la tarea de combatir los vicios de algunos políticos de su departamento, con valentía y decisión.

Lo primero que hizo fue contratar un estudio de percepción en Barranquilla, que dejó muy mal parada a la clase política de su ciudad. Luego, investigó la situación de déficit de la Alcaldía y los resultados fueron todavía más desalentadores. Entonces comenzó a diseñar una herramienta para que los electores pudieran hacer control social y generar así la participación ciudadana que siempre quiso motivar desde su cargo.

Creó entonces la 'Declaración por la Transparencia', que a finales de 2000 logró comprometer con su causa a tres candidatos a la Alcaldía de Barranquilla y a dos más, que aspiraban a la Gobernación del Atlántico. El trato consistía en que si alguno de ellos resultaba elegido, tendría que hacer públicas todas sus actividades relativas al cargo, en materia de salud y educación.

Con este logro, la fundación se dio a conocer masivamente entre la gente y sentó un precedente histórico en una región hastiada por la corrupción.

Sin embargo, el alcalde elegido Humberto Caiaffa -que estaba entre quienes prometieron transparencia- terminó después renegociando las concesiones de modernización del recaudo de impuestos locales y la del mobiliario urbano, que tanto atacó en campaña, e inmediatamente vino la protesta de la Fundación pues consideró muy poco visibles sus actos, por lo que interpuso las acciones populares respectivas para detener o aminorar los efectos de las actuaciones del alcalde.

Aunque el lío todavía no está resuelto del todo, terminó de posicionar a Protransparencia como una organización seria y comprometida con la ciudad, y demostró de paso la valentía de su directora.

La fundación ha logrado tanto prestigio en este tiempo, que la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional, USAID, la eligió en Barranquilla como su socia estratégica para el Proyecto de Cooperación Internacional que adelanta en el país. Es decir, el fondo internacional de donaciones puso a disposición de Protransparencia unos recursos que permitirán financiar pequeños proyectos de veeduría en la capital del Atlántico.

Con toda la motivación del caso, esta abogada barranquillera tiene ahora en sus manos 11 proyectos aprobados y serán 25 en abril próximo para consolidar aún más la toma de conciencia en su región de la importancia de tener ciudadanos comprometidos con el desarrollo de su tierra. Todos los proyectos deberán estar ejecutados en septiembre de este año.

De igual manera, Protransparencia adelanta otro proyecto en 22 colegios públicos del distrito de Barranquilla, con una cátedra sobre cómo impartir los fundamentos de la democracia. La participación es, sin duda, la palabra favorita de Deyana.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.