| 12/16/2005 12:00:00 AM

Darío Solórzano

Como gerente de Intergrupo, ha logrado que la empresa crezca por encima de dos dígitos en los últimos cuatro años, consolidándose como una compañía de ingeniería de software. Hoy es el mayor socio de Microsoft.

Darío Solórzano pertenece al grupo de exitosos bachilleres que, como Juanes y Álvaro Uribe Vélez, se graduaron del Instituto Jorge Robledo. A los 32 años, emprendió el reto de crear una compañía y así nació Intergrupo (que significa entre grupos.) La empresa, que ya cumplió diez años, tiene como objetivo lograr que las compañías sean más productivas a partir de herramientas tecnológicas.

Hoy, tiene casi el 20%de participación de las ventas de Microsoft y es el mayor socio de esta compañía en el país.

Solórzano es ingeniero de sistemas de la Escuela de Administración, Finanzas y Tecnología (EAFIT) de Medellín, en donde también hizo una especialización en finanzas y otra en mercadeo. Sin haberse graduado, empezó a trabajar como coordinador de informática de Sam Avianca y llegó a ser vicepresidente administrativo. En esta empresa, en la que duró casi diez años, manejó cinco sindicatos y más de 650 personas.

Para este paisa, la estrategia para lograr el éxito ha sido reinventar el negocio cada seis meses, tener mucho foco en la tecnología que se está definiendo y contar con el mejor talento humano. Intergrupo está conformado por un grupo de personas que se dedican exclusivamente a investigar las tendencias tecnológicas, para así acoplarlas a las necesidades de Colombia dependiendo de los costos y los riesgos que tengan las empresas con tecnologías nuevas.

Intergrupo es la empresa con el mejor nivel de certificación en la región andina, según Microsoft. Los ingenieros de la compañía toman parte en los proyectos que Microsoft ejecuta directamente con recomendaciones y sugerencias sobre los nuevos productos que va a lanzar al mercado. "Esto nos lleva a orientar la empresa hacia estrategias anticipadas y esto incluye que certifiquemos a nuestros ingenieros con anterioridad", dice Solórzano.

Como buen paisa, es muy disciplinado y trabaja 12 horas al día. Bajo su mando tiene a 200 personas, de las cuales 190 son profesionales. "Me gusta trabajar con gente responsable, con buena capacidad intelectual, y con valores éticos intachables. En esta gerencia, no hay rigidez en la estructura organizacional, todos contribuyen al resultado final", afirma.

Solórzano tiene como reto fortalecer la estrategia de fábrica de software para generar más empleo en Colombia y prestar estos servicios a diferentes países. Además, consolidar las operaciones tanto en España como Ecuador, mercados a los que llegó hace un año, y a largo plazo entrar a Panamá y Venezuela.

Para Intergrupo, la responsabilidad social es parte esencial de la empresa. El próximo año en Medellín abrirá la Fundación Intergrupo, dirigida a personas de bajos recursos que tengan habilidades artísticas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?