| 1/16/2006 12:00:00 AM

César Rengifo

Como gerente general de GlaxoSmithKline Colombia, logró crecer las ventas a tasas superiores al 25% en dólares. Recientemente fue nombrado vicepresidente para Puerto Rico, la segunda regional de Latinoamérica. Es el primer colombiano en ocupar una posición tan alta en esta corporación.

Después de Brasil y Argentina, GlaxoSmithKline Colombia se ha consolidado como uno de los mercados más importantes en América Latina y es el de crecimiento más consistente en la región andina en los últimos tres años. Uno de los artífices de estos resultados es César Rengifo, gerente de la compañía en nuestro país por 3 años y desde hace un mes responsable de esta multinacional farmacéutica en Puerto Rico, una atractiva plaza por su relación comercial con Estados Unidos. Rengifo estudió administración de empresas en la EAN (Escuela de Administración de Negocios). Empezó en Servitel S.A. como gerente de distrito en medicina prepagada y ascendió a gerente de ventas. Paralelo a esto, hizo un posgrado de marketing en la Universidad de los Andes. En 1993 entró a GlaxoSmithKline en el área de marketing de negocios especializados en Colombia y posteriormente en la región andina. En 2002 fue nombrado gerente general del laboratorio en Colombia.

Este bogotano afirma que los buenos resultados generados en la compañía se deben al éxito en los procesos de comunicación -la cual llega a todos los niveles-, a su cultura empresarial y a continuos procesos de innovación. La estrategia es concentrarse en los productos que tienen más futuro y que son de última generación, además de manejar muy altos estándares éticos. "Esa transparencia en las pruebas científicas ha hecho que los médicos aprueben los productos y que la gente los consuma. GlaxoSmithKline tiene la mayor línea de antibióticos y hoy es líder en antibióticos, en productos para el sistema respiratorio y nervioso y productos para el SIDA", dice.

Para Rengifo, el reto de siempre es formar equipos que se relacionen de una manera productiva con un mismo norte. Según él, cuando esto se logra, se desarrolla una cultura empresarial y los resultados de ventas y crecimiento se dan automáticamente. Para Claudia Padilla, gerente de recursos humanos de la compañía, Rengifo cumple el papel de líder "porque sabe orientar y guiar a los grupos para alcanzar los objetivos propuestos".

A sus 41 años, desde este mes dirigirá la operación de la compañía en el mercado de Puerto Rico, que por su vínculo comercial con Estados Unidos alcanza los niveles del segundo mercado de Latinoamérica después de México. Rengifo tiene claro que el mercado estadounidense y el colombiano son diferentes y, por eso, lo primero que debe hacer es aprender bien todas estas reglas. "Mi meta será reproducir lo que he hecho en Colombia. De mi país, me llevo la fuerza empresarial, las ganas y dedicación de la gente para trabajar", sostiene. A futuro, quiere llegar a ser ejecutivo de Glaxo en el mundo y su sueño es manejar alguna región como Asia o Latinoamérica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?