| 2/1/2006 12:00:00 AM

Carlos Andrés Mejía Albert

Como gerente regional del negocio de sistemas de fibras avanzadas para Latinoamérica de DuPont, logró un crecimiento en ventas del 30% en promedio anual e incrementó la rentabilidad en 40%.

En 2003, Carlos Andrés Mejía se radicó en Ciudad de México con una meta: integrar todo el mercado latinoamericano para el negocio de sistemas de fibras avanzadas en el área de seguridad y protección, de la multinacional DuPont. Desde cuando tomó las riendas de esa oficina, logró un crecimiento constante de dos dígitos para la región y considera que puede mantenerlo. "El mercado latinoamericano tiene mucho espacio para crecer. Hay varias áreas en desarrollo, porque la gente está consciente de lo necesario que es invertir en seguridad", dice Mejía.

Mejía se vinculó con esa multinacional en 1999 como gerente de desarrollo de la Región Andina, con la tarea de ampliar el mercado de fibras avanzadas. En ese cargo incrementó las ventas regionales en 350% y la participación de mercado de 25% a 68%. Posteriormente, en 2002, fue promovido a la gerencia de segmento para Sudamérica, ubicada en Sao Paulo, Brasil. Allí puso en marcha nuevos modelos para el negocio, como el de desarrollar chalecos antibalas para oficiales de policía, un proyecto que ayudó a financiar el gobierno brasileño. Mientras trabajaba en esto, hacía un MBA en la Fundación Getulio Vargas.

Mejía es ingeniero de producción de EAFIT en Medellín. Su primera experiencia laboral fue en una planta de producción de gas en Itagüí. Tres años después se trasladó a Alemania a trabajar en el desarrollo de una cadena de suministros para una planta de producción en la compañía Akzo Nobel Faser AG. Al finalizar esta actividad, hizo un MBA en negocios internacionales en la European University, de Suiza. En 1998 regresó a Colombia y se vinculó con la consultora Arthur Andersen para desarrollar proyectos de implementación del software SAP, en el módulo de manejo de materiales para la ETB.

Este ingeniero siente que la estrategia de la compañía -inversión constante en tecnología e innovación de productos- le ayuda a obtener buenos resultados en ventas. "DuPont es líder en el mercado de fibras avanzadas. Para ser más competitivos, invertimos más de US$1.000 millones anuales en investigación, lo cual nos permite lanzar productos cada año para cubrir las necesidades de nuestros clientes", dice Mejía. Para probarlo, menciona el Kevlar, un producto cinco veces más resistente que el acero, que protege a los individuos contra balas, armas cortantes y temperaturas superiores a 427°C. En Estados Unidos, los chalecos de Kevlar han salvado más de 3.000 policías.

Mejía cree que su éxito se debe en buena medida a que está rodeado de gente diversa, inteligente y capaz de trabajar en equipo. "Hay que construir equipos que se puedan complementar para maximizar los resultados. Lo importante es que la gente se sienta motivada haciendo lo que hace en la empresa", señala.

A sus 36 años, quiere mantener su liderazgo en el mercado de productos para seguridad, "ofrecer soluciones innovadoras para evitar incidentes y adaptarse cada vez más a las necesidades de cada país y región". Su sueño, para el cual trabaja cada día, es convertirse en un alto ejecutivo mundial de DuPont.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?