| 11/17/1998 12:00:00 AM

Antonio Uribe

Su objetivo es hacer del Citibank el líder indiscutibe en innovación de productos y rentabilidad.

Cargo

Presidente del Citibank

Reto

Hacer crecer los ingresos del banco en medio de un ambiente de turbulencia financiera.

Talento

Toma decisiones rápidas y efectivas. Es leal a sus principios y a su gente. Capacidad de síntesis: va directo al centro de los asuntos.

Educación

Bachelor of Arts, University of Pennsylvania

Trayectoria

Comenzó en el Citibank en Nueva York a principios de los 80, luego pasó a banca corporativa en Brasil y luego a Puerto Rico, en donde trabajó 4 años. Luego fue gerente general del Citi en Zambia, Guatemala y Paraguay

Status familiar

Casado, un hijo.



Antonio Uribe ha recorrido el mundo resolviendo problemas. En Colombia no le faltarán oportunidades para usar su experiencia: al nuevo presidente del Citibank en nuestro país le han encargado la misión de hacer del banco el líder del sistema financiero en rentabilidad y generación de nuevos negocios, en medio de los vaivenes del sector y de la fuerte competencia que han impuesto los bancos españoles y los fortalecidos grupos locales, como el Aval y el Sindicato Antioqueño.



Uribe, de 39 años, es un ciudadano del mundo. La vena de los viajes le viene por herencia. Su padre nació en Envigado, Antioquia, su madre en Barbados, en las Antillas, sus abuelos maternos son irlandeses y él nació en Canadá.



Cursó sus primeros años de colegio en Barranquilla, donde vivió durante 10 años. Luego sus padres decidieron buscar mejor fortuna en Estados Unidos.



Ha estado vinculado con el Citi durante toda su carrera profesional. Primero estuvo 11 años en Nueva York, pero su vocación internacional y su manejo de varios idiomas le abrieron las puertas del mundo. Si bien dominaba el inglés y el español, en su último año universitario decidió aprender portugués, lo que le sirvió para que el Citibank lo enviara a Brasil, a trabajar en la sede de banca corporativa para Latinoamérica. Luego estuvo en el Citibank de Puerto Rico, donde permaneció cuatro años.



Estas experiencias le permitieron asumir un reto mayor y pasó a desempeñarse como el segundo hombre del banco en Zambia, una ex colonia británica en Africa con 11 millones de habitantes (segunda productora de cobre del mundo), donde tuvo una participación importante en el cambio del marco para el manejo de recursos en moneda extranjera. En poco tiempo se convirtió en el presidente del Citi en ese país.



Siempre ha estado dispuesto a viajar y a trabajar en donde el banco lo necesite. En 1993 le encomendaron la presidencia del Citi en Guatemala. El banco venía perdiendo cerca de US$250 millones, pero gracias a la reorganización y a la apertura de nuevos negocios, en menos de tres años se recuperó y empezó a dar ganancias de US$20 millones. Luego fue a Paraguay, donde fortaleció una entidad poderosa tanto en el área corporativa como en la de banca personal. Finalmente, hace tres meses asumió la presidencia del Citi en Colombia.



Los retos en nuestro país están bien definidos. El trabajo de Uribe se concentrará en generar negocios con agresividad, apoyándose en los recursos internacionales del Citigroup, la nueva alianza en la que participan el Citi, SalomonSmithBarney y Traveller, cuyos activos se acercan a los US$750.000 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?