| 8/4/2006 12:00:00 AM

Alejandro Sánchez Murillo

Hace un mes fue nombrado gerente de la región andina de ConagraFoods International, una de las empresas más grandes del mundo de alimentos empacados y la cuarta en Estados Unidos. Su reto es posicionar la compañía y triplicar las ventas en la región.

Alejandro Sánchez renunció a su cargo como gerente de mercadeo y negocios internacionales de Condimentos El Rey para coordinar las labores de los distribuidores de ConagraFoods International en Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia.
 
El objetivo primordial de Sánchez es desarrollar el negocio y sus marcas en los países andinos, pues hasta hoy la compañía, la cuarta más grande de su sector en Estados Unidos, solo tiene presencia como distribuidora. En menos de dos meses lanzará en Colombia algunos de los principales productos de la compañía como Hunt's (productos de tomate) y Act II (palomitas de maíz para microondas). La idea es que estas marcas se conviertan en líderes en el mercado y así se consolide la posición competitiva de la empresa en estas categorías.
 
En el mediano plazo, Sánchez debe encontrar una tercera fuente de negocio para fortalecer la presencia de esta multinacional en la región andina. Además, buscar oportunidades para adquisiciones o alianzas con el fin de mejorar la posición de costos.

Sánchez es publicista de la Universidad Central, profesional en mercadeo de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y tiene un MBA del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), México. Su primer trabajo fue como socio y ejecutivo de cuenta de una pequeña agencia de publicidad que creó con sus mejores amigos. A los dos años, ingresó a Alpina como asistente de marca del grupo de quesos y ascendió en poco tiempo a gerente de marca de bebidas alimenticias.
 
En 1992, fue nombrado gerente de producto senior culinarios de DISA S.A. (hoy Bestfoods-Unilever) y en dos años ya era gerente de mercado del grupo de salsas de mesa (Fruco, Hellman's y Mazola). En 1996, se trasladó a Coca-Cola de Colombia S.A. como gerente de grupo de marcas de sabores y se convirtió en el gerente de mercadeo regional. En este cargo creció el volumen de ventas de las marcas Coca-Cola en las zonas rurales en 4%.
 
En 2001, fue nombrado por Nestlé de Colombia S.A. como gerente de mercadeo de lácteos y ascendió a Business Manager CPW de la región bolivariana (joint venture entre Nestlé y General Mills). Aquí manejó las marcas Chocapic, Zucosos, Fitness, Nesquik, Cheerios y Trix e incrementó las ventas en 17% en la región. Se retiró de Nestlé, porque fue nombrado gerente de mercadeo y negocios internacionales de Condimentos El Rey.
 
En esta compañía logró crecer la participación del mercado en 3 puntos mediante un nuevo plan de negocios que él mismo creó y desarrolló. Aunque su objetivo era seguir en esta empresa, no pudo negarse a ocupar el puesto de gerente de la región andina de ConagraFoods International, en el cual su meta es que la distribuidora se convierta en una de las compañías líderes de la región.

Este bogotano asegura que siempre trabaja con gente apasionada y comprometida con el trabajo y los resultados. "Si uno no tiene la pasión por lo que hace, nunca obtendrá los mejores resultados o por lo menos no los que espera", dice.

A sus 41 años, su reto es ascender a director de América Latina y el Caribe de ConagraFoods y después ser el director general de una gran compañía. Su sueño, terminar su carrera profesional en la academia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?