| 9/28/2007 12:00:00 AM

Alberto Velilla

El actual vicepresidente de RC Aluminum para América Latina está seguro de que la calidad colombiana es la forma de hacer los negocios internacionales.

Cuando Alberto Velilla llegó a la vicepresidencia de RC Aluminum para América Latina en 2000, la compañía vendía US$20 millones en puertas, ventanas y fachadas de aluminio utilizadas en diferentes tipos de construcciones. Hoy, las ventas llegan a US$200 millones y son líderes en la Florida, donde cuentan con 37 productos aprobados en Dade County. Este salto fue posible gracias a una estrategia basada en cuatro pilares: innovación, tecnología de punta, calidad certificada y cumplimiento en las entregas.
 
"Cuando salió la nueva regulación para los sistemas de puertas y ventanas en la Florida, fuimos los primeros en montar las plantas y adquirir la tecnología que necesitaba el mercado de acuerdo a la normatividad de seguridad", explica Velilla.

Este ejecutivo trabaja fuertemente en el posicionamiento de la empresa y sus productos, y es así como actualmente cuenta con 25% de participación en el mercado nacional y 30% en el mercado latinoamericano, donde también exportan su know how de ingeniería. "Todos nuestros productos se ajustan a diferentes demandas puesto que contamos con la investigación y tecnología necesarias para crear ventanas resistentes además de un diseño estético, y el producto es hecho 100% en Barranquilla", señala.

Con un plan de exportación agresivo, en 2006 exportaron alrededor de US$100 millones a países como Estados Unidos (en especial a la Florida), Panamá, República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela. Para Velilla, lo más importante es "que rompimos el paradigma de 'hecho en Colombia' puesto que hemos mostrado que hacemos las cosas con calidad e imponemos estándares altos, teniendo muy claro que el cliente marca la voz del camino".

Velilla empezó su carrera profesional en Unilever, después de graduarse en administración de empresas en la Universidad de la Sabana. Permaneció durante cuatro años en la organización donde, además de adquirir una enorme experiencia en las áreas de mercadeo y producción, "aprendí el valor de la humildad en cualquier trabajo que uno realice, al igual que el valor que se obtiene cuando se hace el trabajo comprometidamente", recuerda Velilla.
 
Su experiencia en mercadeo y en el área comercial se consolidó y diversificó gracias a diferentes trabajos en empresas como Corn Products Company, BASF Química, Gradesa y sus estudios de especialización en gerencia de empresas comerciales de la Universidad del Norte, en Barranquilla. Antes de ser el vicepresidente de RC Aluminum, empezó en la empresa como gerente de exportaciones de Tecnoglass.
 
Cuando se hizo un joint venture con RC Aluminum Industries de Florida quedó a la cabeza para América Latina. Después de esta alianza lo encargaron de RC Aluminum (dedicada a la comercialización de los productos en aluminio) y fue nombrado presidente de la junta directiva de Tecnoglass (transformadora de vidrio).

Al finalizar 2007, este ejecutivo espera que RC Aluminum facture alrededor de US$240 millones, US$40 millones más que el año pasado. Aprovechando que cuenta con una localización estratégica en Barranquilla y con una inversión de US$40 millones en las empresas del grupo, espera conquistar el mercado europeo en 2008 y continuar su expansión en México y el Norte de Estados Unidos. Estas metas espera cumplirlas gracias a su equipo de trabajo, el cual guía bajo la premisa de trabajar arduamente para conseguir los objetivos propuestos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?