| 10/16/2013 12:00:00 AM

Vida sana en el trabajo

Vida sana en el trabajo
Desconéctese. Solo si su trabajo requiere de su atención 24 horas, 7 días a la semana es entendible que siempre esté pendiente de su correo y de las llamadas, de resto la única forma de verdaderamente descansar es olvidarse de lo que pasa en la oficina.

Tenga vida propia. Si su trabajo es tan pesado que no le permite salir con sus amigos, ir a cine o a hacer una visita, algo debe estar haciendo mal. Nadie es tan importante e indispensable como para no poder tener vida fuera de la oficina. La clave es organizar el tiempo laboral.

Ejercítese. Ayuda a despejar las telarañas intelectuales y emocionales y es una gran inyección de endorfinas. La idea es hacerlo entre semana, no solo los sábados y los domingos. Esto le dará equilibrio a su trabajo y a su vida personal, pues fomenta los sentimientos de optimismo y esperanza.

Trabaje más duro. Esto puede parecer contradictorio si su problema es que está sobrecargado y no se para de la silla, pero la sugerencia es congraciarse con su jefe, pues así el ambiente laboral se vuelve mucho más agradable. Si usted es proactivo es más fácil que su jefe le permita gabelas como irse más temprano cuando lo necesita.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.