| 11/21/2012 12:00:00 AM

Estrategia

Estrategia
Si recomendar a un amigo lo pone en una situación incómoda en la oficina, tiene la alternativa de darle los datos de su jefe o de la persona de recursos humanos a su amigo para que éste los contacte, sin mencionarlo a usted.

Así mismo, si ve que la hoja de vida de su amigo no es tan buena o teme que sus habilidades laborales no sean las esperadas, dígaselo antes de emprender cualquier proceso para que ambos estén conscientes de los posibles resultados.

También es probable que su amigo resulte siendo el indicado y se convierta en una ficha a su favor dentro de la empresa. Como resultado, su jefe va a considerar que usted es una persona con criterio y confiable. Además, está comprobado que es mejor trabajar con amigos que con enemigos, así que la clave está en evaluar con antelación todos los escenarios posibles.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.