| 9/4/2013 12:00:00 AM

Cuestión de imagen

El desorden no es siempre bien aceptado. Aprenda a organizarse.

Cuestión de imagen
Aunque los promotores del desorden alaban su carácter inspirador, sus detractores dicen que deja mala impresión. Así lo muestra una encuesta de la consultora Addeco, según la cual 57% de los estadounidenses juzgan a sus compañeros de trabajo por el nivel de organización de su escritorio y atribuyen el desorden a la pereza, más que a una mente creativa.

La mala sensación que genera el desorden aumenta en las oficinas abiertas de hoy, donde los escritorios pueden ser vistos por compañeros y visitantes, así que si quiere que no lo juzguen como perezoso, debe seguir los siguientes consejos de la revista Forbes.

Establezca una cita semanal para limpiar. Para evitar que el desorden lo supere y que sus colegas lo asocien con una incapacidad suya para organizar y completar proyectos de trabajo, fije un recordatorio semanal en su calendario para organizar durante 15 minutos. Bote basura, recoja objetos personales que necesita llevar a casa y ordene papeles sueltos.

No apile documentos. No se engañe con la idea de que apilar reduce el desorden, pues el problema no es el espacio, sino la cantidad de cosas. Se recomienda dividir el escritorio por zonas: una para el computador, otra para libros, otra para suministros y una más para archivos. Dele espacio a todo y límite la cantidad de elementos por área, así cuando agregue un libro nuevo saque uno de la estantería.

Su escritorio no es una bodega.
En una superficie plana lo único que debe haber en el radio de los brazos debe ser lo que se necesita de inmediato. Para la mayoría, esto significa monitor, teclado, teléfono, dos lápices, un cuaderno, un vaso y una fotografía familiar. El resto debe mantenerse en cajones del escritorio u otras zonas del espacio de trabajo.

Elimine el desorden digital. Este desorden puede ser tan estresante como el físico. Se calcula que la mayoría de personas pasa entre 30 y 60 minutos al día buscando archivos en el computador. La clave es organizar la información del mismo modo que los archivos de papel, con un sistema de carpetas lógico y claramente etiquetado. Reemplace las notas adhesivas en su monitor por recordatorios en el calendario.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.