| 4/17/2013 12:00:00 AM

Al ataque

Consejos para enfrentar la malaleche.

Al ataque

1|Sea profesional.
Si usted no tiene el poder de echar
a esa persona que considera detestable y además está obligado a verla todos los días, lo mejor que puede hacer es recordar que la animosidad es personal y no laboral. “No debe dejar que la acidez, la grosería o la malaleche de su compañero odiado interfieran en su trabajo. Tampoco es bueno ignorarlo, pues ambos trabajan para una misma causa”, sostiene el coach Ben Chaim.

2| Encuentre al enemigo más grande.
Busque un enemigo común con el compañero odiado
(por ejemplo, la competencia) y verá cómo ese disgusto común los puede llevar a pequeños acuerdos y a una mejor relación laboral. Un caso de éxito en este frente es el del presidente estadounidense Abraham Lincoln, quien conformó un gabinete de enemigos con la convicción de que puntos de vista que contrastan dan mejores resultados.

3|Odie su odio.
Entre más deteste a una persona
, más daño se va a hacer pues esto solo le genera estrés y le amarga su día en el trabajo. La columnista inglesa, Jessica Stillman, dice que para aliviar esta situación lo mejor es perdonar. Si bien no borra los malos comportamientos de su compañero, sí le ayuda a quitarse esa carga pesada. La idea es entender que su colega es un ser humano que se equivoca.

4| Es bidireccional.
Si odia a un compañero es muy probable
que el sentimiento sea mutuo. Además, recuerde que en todo problema de relación personal, 50% es su responsabilidad. Si está afectado, pida una opinión de alguien confiable para que le ayude a buscar una solución o le diga si su odio es exagerado. Esto no aplica si el odiado es un narcisista (rasgo de muchos jefes). En ese caso intente salir de su esfera de influencia.

5| Evalúe sus opciones.
Si no logra superar el odio,
usted puede enterrar sus sentimientos y olvidarlo (aunque no es muy aconsejable porque tarde o temprano saldrán a flote). También puede enfrentar a su compañero (solo aplica si este es razonable y está dispuesto a escuchar). Busque un mediador (útil si a quien odia está por encima de usted en el organigrama) o cambie de trabajo para que su carrera no se afecte.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.