| 4/17/2013 8:50:00 AM

Trabajando con el enemigo

Compartir la oficina con una persona que usted detesta no es tarea fácil, pero tampoco imposible. Consejos para evitar peleas en el trabajo.

La idea de algunas personas de ir a la oficina “a trabajar, y no a hacer amigos” no es realista. En la práctica, se comparten más horas al día con los compañeros de trabajo que con la familia. Por eso, tener buenas relaciones con los colegas es imperativo pues, de lo contrario, ir a trabajar se convierte en una tortura.La clave es entender que en el trabajo se puede ser cordial y amable sin ser amigo, explica el coach Schneur Zalman Ben Chaim. Es más, recomienda evitar la compinchería o la confianza excesiva, porque eso justamente es lo que lleva a malentendidos en la oficina.

“Cada quien establece cómo son sus relaciones y si uno da carta blanca a las amistades confianzudas, después no se puede quejar. Siendo amable se pueden marcar límites y recordar un proverbio que se olvida con frecuencia: no hacerles a los demás lo que no nos gusta que nos hagan”, insiste Ben Chaim.

A veces el tema tiene que ver con los gustos o la forma de ser, y particularmente con ser ruidosos. No ser el ‘alegre’ que desde el lunes en la mañana pone música tropical para que escuche toda la oficina, ni tampoco el que habla duro por teléfono para sentirse importante, son temas clave para tener una mejor convivencia. Estudios internacionales demuestran que las personas ruidosas son las que más incomodan en los ambientes laborales.

Aunque es evidente que una persona no se puede llevar bien con todos sus colegas de trabajo, sí puede hacer el esfuerzo por entenderlos, pues no solo está en juego el buen ambiente en la oficina, sino su propio desarrollo profesional.

Pese a esto, es claro que hay personas que por más que se intente, simplemente no se pueden soportar. Así que, si usted está en esta situación, tenga en cuenta estos consejos para hacerle frente al compañero insufrible.

ROBERTO HALL
Presidente de Amrop - Seeliger y Conde.
“Todas las discusiones en una organización deben ser respetuosas y deben primar los intereses de la empresa por encima de los personales. Para evitar futuros problemas, es bueno dejar todos los acuerdos por escrito”.

HERNANDO HOLGUÍN
Presidente de Eximium.
“Evite el lenguaje no verbal y no comparta sus sentimientos contra sus colegas con otros compañeros, pues cuestionarían su capacidad para resolver conflictos”.

JULIANA TOBÓN
Gerente general de Mercer.
“A diferencia de las relaciones personales que se escogen libremente, en las empresas uno debe relacionarse con personas muy distintas. El desafío es aprender a obtener lo mejor de cada una mediante una comunicación clara”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?