| 12/22/2014 3:00:00 PM

Mi jefe me odia

Sentir que el jefe no lo quiere en el equipo de trabajo puede ser una situación más común de lo que parece; por eso, es importante saber cómo enfrentarla. Algunos consejos.

Que alguien sea paranoico no significa que no lo estén persiguiendo, es un razonamiento que se aplica en aquellas situaciones de la vida laboral en las que el subalterno siente que no hay empatía con su jefe. Y lo más probable es que esta vez sea cierto que su superior no esté a gusto con usted.

Esta situación puede generar amenazas para su carrera profesional, estrés o desgano. Sin embargo, antes de tomar decisiones apresuradas es importante evaluar las estrategias y alternativas que le permitan “ganarse” al jefe .

Una recomendación básica es quitarle emocionalidad al problema y saber diferenciar entre una situación personal y una laboral. Pero, eso sí, hay que estar atentos a los signos que evidencian que usted no es el más querido por su jefe. Estas son algunas recomendaciones.

No hay confianza
A veces los jefes inmediatos no confían en su trabajo o simplemente carecen de habilidades para delegar. Si usted está siendo microadministrado, es importante determinar si es un problema personal o de su superior. Trate de ser lo más responsable posible porque es probable que los jefes inseguros aprendan a confiar en usted.

Demasiadas críticas
La crítica es parte de la dinámica del trabajo. No se puede aprender de los errores si no hay claridad de por qué se cometieron. Lo primero que debe hacer, si cree que está siendo criticado injustamente, es mirar su trabajo y a usted mismo. El siguiente paso es examinar si se trata de una situación general, si es así, relájese porque no es personal. Hágale preguntas a su gestor sobre cómo puede mejorar. Este intento de hacer las cosas bien será valorado por su jefe.

Lo ignoran
Este puede ser el signo más evidente de que su jefe no está conforme con usted. Los empleados necesitan retroalimentación y tutoría para hacer bien el trabajo y avanzar en sus carreras. Es clave que pida una evaluación e informe cuando puede asumir un trabajo adicional. Esto puede generar confianza.

No se calle
La conversación es clave cuando siente que su jefe no lo quiere.

Gustavo Sosa-Rostan
Director de retiro de Mercer

Cuando una persona siente que tiene algún tipo de problema con su supervisor, es importante buscar un espacio con él para explorar de forma directa y clara el tema, conversar con Recursos Humanos sobre esta situación y revisar que no se esté causando un caso de acoso laboral. No obstante, por lo general las empresas tienen en su código de conductas algún apartado donde se indica el proceso que debería seguirse cuando se presenta una situación como la planteada.Axel Dono

Manager de Michael Page Colombia
La recomendación cuando se presenta esta situación es tener una conversación con el jefe. Es importante que este encuentro sea directo y se maneje con mucha inteligencia emocional. Muchas de estas realidades se pueden resolver con una mejor comunicación, ya que en la mayoría de casos los jefes ni se enteran de que algunas de sus actitudes y formas de liderar puedan estar molestando a alguna persona de su equipo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?